Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Agricultura

Productos fertilizantes

La moderna agricultura está orientada hacia la producción de alimentos de calidad, dentro de una adecuada preservación del medio ambiente y de los recursos naturales, entre los que se encuentra la fertilidad de la tierra.

Para ello es necesario garantizar que los productos utilizados en la nutrición vegetal o en la mejora de las características del suelo cumplen con dos requisitos fundamentales: eficacia agronómica y ausencia de efectos perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

En esta línea, la Unión Europea aprobó el Reglamento (CE) 2003/2003, de 13 de octubre del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a los abonos. Esta disposición comunitaria refunde, simplifica y actualiza toda la normativa existente en la Unión Europea sobre los fertilizantes minerales de uso más generalizado en la agricultura, fijando una serie de normas sobre su composición química, identificación, etiquetado, envasado, medidas de control, etc., junto con una serie de anexos sobre características de los abonos CE, márgenes de tolerancia, métodos de análisis, especificaciones sobre el nitrato amónico por su riesgo de explosión y acreditación de laboratorios.

Por otra parte, en la agricultura española además de los abonos CE, se utilizan otra serie de productos fertilizantes, entre los que cabría citar abonos orgánicos y organo-minerales, determinados abonos minerales, abonos especiales, enmiendas calizas y enmiendas orgánicas. Todos ellos no se encuentran regulados por el Reglamento CE 2003/2003, pero sí quedan contemplados en el Real Decreto 506/2013, de 28 de junio sobre productos fertilizantes. En este real decreto se presta una especial atención a los productos elaborados con materias primas de origen orgánico, para garantizar su inocuidad para las personas y el medio ambiente. Para estos productos se precisa su inscripción previa en el Registro de productos fertilizantes, que se regula en la citada norma.

Es, por tanto, fundamental que la reglamentación sobre los productos utilizados para mejorar la fertilidad de los suelos agrícolas, llegue precisa y eficazmente al conocimiento de los usuarios de estos productos y de todos los operadores implicados en el ámbito de su fabricación y aplicación agronómica.

Cualquier sugerencia que haya de hacerse: Subdirección General de Medios de Producción Agrícolas y Oficina Española de Variedades Vegetales c/ Almagro, 33; 28010 Madrid

Borrador de "Protocolo para los ensayos de eficiencia agronómica que se exigen para la inscripción en el Registro de productos fertilizantes de aquellos productos en cuya composición intervienen microorganismos"

 

El borrador de Real Decreto por el que se modifica el Real Decreto 506/2013, de 29 de junio, sobre productos fertilizantes, establece que: "La parte del informe que se refiere a la eficiencia agronómica debe estar firmada por el responsable de los ensayos, con experiencia en campo y perteneciente a un organismo independiente, de acuerdo con el Protocolo de ensayo aprobado por la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios". 

Si bien dicho protocolo no puede ser publicado oficialmente, ni tener validez jurídica hasta que entre en vigor la mencionada modificación del Real Decreto 506/2013, la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios quiere que la comercialización de este tipo de productos no se dilate en el tiempo, para lo cual es necesario disponer oficialmente de este protocolo de ensayos a la mayor brevedad posible tras la publicación de la modificación del Real Decreto 506/2013 en el BOE.

Por ello la Subdirección General de Medios de Producción Agrícolas y Oficina Española de Variedades Vegetales ha iniciado los trabajos preliminares para la redacción del mencionado protocolo de ensayos, generando un borrador en el que se detallan los principales puntos que debe incorporar el informe y cómo deben hacerse los ensayos para cumplimentarlos.

Dicho borrador fue presentado a las principales asociaciones del sector y a las empresas que durante el plazo habilitado para ello solicitaron la inclusión en los tipos del Anexo I del Real Decreto 506/2013, de 28 de junio, de los productos fertilizantes con microorganismos, durante una reunión celebrada en la sede del MAPAMA el día 11 de mayo de 2017. Tras dicha reunión se facilitó el texto del borrador a través de la página web del Ministerio, habilitando hasta el 31 de mayo de 2017 para que se pudieran remitir comentarios a dicho texto. Dichos comentarios se han utilizado para generar la nueva versión que se publica en la web del MAPAMA.

Se recuerda que este nuevo texto no tiene validez legal, ni es vinculante jurídicamente hasta su publicación oficial, lo que no podrá producirse en ningún caso antes de la publicación en el BOE del proyecto de Real Decreto por el que se modifica el Real Decreto 506/2013, de 28 de junio, sobre productos fertilizantes, actualmente en trámite. Y, por tanto, hasta ese momento el borrador de protocolo de ensayo podría ser modificado e incluso retirado.   

Madrid, 30 de junio de 2017 

Información relativa a la solicitud de emisión de certificados de libre venta

Plazo para la presentación de solicitudes de modificación de los anexos del R.D. 506/2013, de 28 de junio, sobre productos fertilizantes

En el momento actual no hay plazo abierto

Legislación

Publicaciones

 

Balances de nutrientes en la agricultura española

El cálculo de los balances de nutrientes es uno de los principales indicadores agroambientales, de gran utilidad para la evaluación de distintas políticas.

Desde el año 1998, el Ministerio realiza el Balance de nitrógeno en la agricultura española y desde 2005, también el de fósforo. La metodología empleada viene actualizándose cada año según la disponibilidad de nuevas bases de datos, coeficientes, estudios, etc... Conforme a ella, cada año (n) se recalculan los balances de los años n-1 y n-2. Además, en función de la relevancia de estas actualizaciones metodológicas se realizan recálculos de toda la serie (desde 1990).

Para el análisis de los resultados obtenidos, no hay que perder de vista las particularidades de la actividad agraria, totalmente influida por las interacciones del sistema suelo-planta-clima. En este sentido, es fundamental tener en cuenta la eficiencia de la toma de nutrientes por el cultivo, los ciclos de los mismos en el suelo y el desarrollo del año agrícola (incidencia de lluvias, pedriscos, sequías o plagas, por ejemplo).

Balances de nutrientes