La nueva PAC

imagen

Con la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), España seguirá teniendo los medios para apoyar al sector agrario y continuar siendo competitivos.

Un Sí a 7 años de estabilidad para las familias de agricultores y ganaderos.

Un Sí a los agricultores activos y a las explotaciones con actividad durante los próximos 7 años.

Un Sí a apoyar a los sectores agrarios con riesgo de abandono.

Un Sí a 47.000 millones de € para el campo español.

Un Sí a ofrecer oportunidades a los jóvenes agricultores y ganaderos.

Un Sí a disfrutar de una amplia variedad de alimentos seguros y de calidad preservando nuestro medio ambiente.

Decimos Sí a la agricultura y la ganadería

La reforma de la PAC supone:

  • Un reparto de ayudas más justo

Favorecerá las prácticas agrarias respetuosas con el medio ambiente.

  • Establecer un modelo de regionalización

Para el pago básico, se ha establecido un modelo de regionalización que se adapta a nuestra realidad productiva.

  •  Favorecer a los agricultores activos

Los apoyos se dedicarán a los agricultores y ganaderos en activo y a las explotaciones que se mantengan con actividad.

  • Proteger a los sectores con problemas y riesgo de abandono

Destinando parte de las ayudas al vacuno de engorde, la vaca nodriza, el ovino, el caprino, la remolecha azucarera, el arroz, el tomate, y algunos más.

  • Estimular el desarrollo del medio rural

Se impulsará el entorno agrario con 8.053 millones de euros que se distribuirán entre las comunidades autónomas. Así conseguiremos los tres objetivos de la política de desarrollo rural:

- Competitividad de la agricultura.

- Gestión sostenible de los recursos naturales y acción por el clima.

- Desarrollo territorial equilibrado.

  • Dar apoyo a los jóvenes agricultores y a su futuro

Ofrecerá oportunidades a las nuevas generaciones de agricultores y ganaderos menores de 40 años.

No existen resultados con los criterios de búsqueda