Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Programas de Apoyo

  • imagen viñas en espaldera con uvas tintas

Programas de Apoyo Nacionales

Cada Estado miembro dispone de un presupuesto fijado por la UE y puede elegir entre un menú de medidas admisibles, para ser aplicarlas a través de Programas de Apoyo Nacionales con una duración de cinco años.

Las medidas admisibles recogidas en la OCM que se pueden apoyar para el periodo 2014-2018 son la promoción,la reestructuración y reconversión de viñedos, la destilación de subproductos, las inversiones, la innovación, la cosecha en verde, seguros de cosecha y mutualidades. Además los EEMM pueden continuar transfiriendo fondos al régimen de Pago Único de los asignados a los Programas Nacionales de Apoyo para el pago de los derechos de pago único asignados a viticultores en 2009 y 2010. A partir de 2014 los fondos son asignados de forma definitiva al sobre de pagos directos, por lo que dejará de ser una medida elegible en los Programas.

Medidas elegibles

1. Promoción:

Se puede conceder ayuda para medidas de información y promoción de los vinos de la Unión:

a) En los Estados Miembros, con el fin de informar a los consumidores sobre el consumo responsable del vino y los sistemas de denominaciones de origen e indicaciones geográficas de la Unión;

b) En los terceros países, para mejorar su competitividad, pudiendo consistir en acciones concretas de información y promoción: relaciones públicas, promoción y publicidad, participación en ferias y exposiciones, campañas de información y estudios de nuevos mercados mercado y para evaluar los resultados de las medidas de información y promoción.

Los vinos que pueden beneficiarse de esta ayuda son aquellos con Denominación de Origen Protegida (DOP), con Indicación Geográfica Protegida (IGP) o aquellos en los que se indique la variedad de uva de vinificación.

La contribución de la Unión para esta medida no puede superar el 50% de los gastos subvencionables.

2. Reestructuración y Reconversión de viñedos:

Con la finalidad de incrementar la competitividad de los productores vitivinícolas se puede conceder una ayuda a la reestructuración y reconversión de viñedos.

Son subvencionables las actividades de reconversión varietal, reimplantación de viñedos y mejora de las técnicas de gestión de los viñedos y como novedad a partir de 2014, el reglamento comunitario incluye la posibilidad de dar apoyo a la replantación de viñedos tras producirse un arranque obligatorio por motivos sanitarios o fitosanitarios por orden de la autoridad competente de un EEMM´, siempre que los citados EEMM decidan financiar estas actividades dentro de su Programa de Apoyo.

Esta expresamente excluida la renovación normal de los viñedos que hayan llegado al final de su ciclo natural.

El objetivo de la ayuda es contribuir a los costes de las operaciones de la reestructuración y reconversión de viñedos y compensar a los viticultores por la pérdida de ingresos derivada de la aplicación de la medida.

La contribución de la Unión para los costes de reestructuración y reconversión de viñedos no podrá exceder del 50%. Para las regiones menos desarrolladas dicha contribución no podrá superar el 75%.

3. Inversiones:

Se concederá una ayuda a las inversiones, tangibles o intangibles, en instalaciones de transformación, infraestructura vinícola, estructuras e instrumentos de comercialización para la producción o comercialización de los productos vitivinícolas, con los siguientes objetivos:

a) Mejorar el rendimiento global de la empresa.

b) Mejorar la adaptación a las demandas del mercado.

c) Aumentar la competitividad.

 d) Mejorar el ahorro de energía, la eficiencia energética global y los procesos sostenibles.

El apoyo máximo se dará a las microempresas y a las pequeñas y medianas empresas. Este apoyo máximo, será del 40% con carácter general, del 50% en las regiones menos desarrolladas y del 75% en las regiones ultra periféricas.

4. Innovación:

Se concederá apoyo a las inversiones tangibles o intangibles destinadas al desarrollo de nuevos productos, procedimientos y tecnologías, que tengan como objetivo mejorar la comercialización y competitividad de los productos vitícolas de la Unión. Se puede incluir acciones de transferencia de conocimiento.

 El apoyo máximo será del 40% con carácter general, del 50% en las regiones menos desarrolladas y del 75% en las ultraperiféricas

5. Destilación de subproductos:

Existe la obligación de eliminar todos los subproductos de la vinificación como medida para fomentar la calidad de los vinos elaborados.

Se podrá conceder una ayuda a la destilación de subproductos de la vinificación que no podrá superar el 10% del volumen de alcohol contenido en el vino producido.

El alcohol que resulte de la destilación a la que se ha concedido ayuda, sólo se utilizará con fines industriales o energéticos para evitar falseamiento de la competencia.

6. Cosecha en verde:

 Consistente en la destrucción o eliminación total de los racimos de uva inmaduros de una parcela. Se podrá financiar con fondos de la Unión hasta el 50% de los costes directos de la destrucción o eliminación de los racimos más la pérdida de ingresos vinculada a la destrucción o eliminación

7. Fondos mutuales:

Se establece un sistema de apoyo a los agricultores que quieran asegurarse contra las fluctuaciones del mercado, pudiéndose sufragar únicamente con fondos de la Unión los costes administrativos para el establecimiento de fondos mutuales.

8. Seguro de cosecha:

Mediante esta medida se pretende salvaguardar la renta de los productores frente a catástrofes naturales, climatología adversa y enfermedades o plagas.

Aplicación en España del Programa Nacional de Apoyo

Para el periodo 2014-2018, España cuenta con 1.194  millones de euros para el Programa de Apoyo al sector vitivinícola español. Este presupuesto será destinado a las medidas de promoción de vinos en mercados de terceros países, reestructuración y reconversión de viñedos (incluida la replantación de viñedos por motivos sanitarios o fitosanitarios), destilación de subproductos, inversiones, innovación y, en caso de desequilibrio de mercado, cosecha en verde. Sólo se ha previsto dotar con fondos la medida de pago único a viticultores para 2014, ya que a partir de 2015 dichos fondos se transfieren definitivamente al régimen de pagos directos, por lo que se detraen del presupuesto del Programa de Apoyo.


Para el periodo 2019-2023, España cuenta con 420,7 millones de euros para el Programa de Apoyo al sector vitivinícola español hasta el ejercicio 2020. Para los ejercicios 2021 a 2023, está prevista  en dicho Programa de Apoyo una disponibilidad de fondos de 631 millones de euros.  No obstante, dicha disponibilidad dependerá de las decisiones adoptadas en el Marco Financiero Plurianual para esos ejercicios, y, en consecuencia, se actualizará la ficha financiera del Programa Nacional de apoyo 2019-2023. El presupuesto se destinará a las siguientes: promoción de vinos en mercados de terceros países, reestructuración y reconversión de viñedos (incluida la replantación de viñedos por motivos sanitarios o fitosanitarios), destilación de subproductos, inversiones, y, en caso de desequilibrio de mercado, cosecha en verde

La normativa comunitaria da la posibilidad de realizar modificaciones del Programa de Apoyo dos veces al año, permitiendo introducir nuevas medidas así como cambiar cuestiones en la aplicación de las medidas ya diseñadas.

Más información:

Normativa de aplicación