Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Agricultura

Higiene y trazabilidad

En aras del cumplimiento de la normativa comunitaria contenida en el “Paquete de Higiene”, y más concretamente en base al Reglamento (CE) 178/2002 sobre Seguridad Alimentaria, al Reglamento (CE) 852/2004 sobre higiene de los productos alimenticios, y al Reglamento 183/2005 sobre higiene de los piensos, se requiere que los Estados Miembros dispongan de un registro de explotaciones agrícolas, unas guías de prácticas correctas de higiene, y el mantenimiento de un programa de control de la producción primaria agrícola. Dichos instrumentos servirán como base para establecer un sistema que pueda garantizar la higiene y la trazabilidad de la producción primaria agrícola, con el fin de que se pueda actuar de manera rápida y eficaz ante alertas que puedan poner en riesgo sanitario la salud del hombre o de los animales.

Guía de Buenas Prácticas de Higiene en la Producción Primaria Agrícola

En base a los artículos 7 del Reglamento (CE) Nº 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo de 29 de abril de 2004, relativo a la higiene de los productos alimenticios y  20 del Reglamento (CE) Nº 183/2005 del Parlamento Europeo y del Consejo de 12 de enero de 2005, por el que se fijan requisitos en materia de higiene de los piensos , el fomento para la elaboración y difusión de las Guías de Práctica Correctas, corresponde a los Estados Miembros. 
El MAPAMA,  en colaboración con el sector (ASAJA, AFHSE, COAG, COEXPHAL, Cooperativas Agro-alimentarias de España, FEPEX y PROEXPORT), ha publicado la Guía de Buenas Prácticas de Higiene en la Producción Primaria Agrícola.
El seguimiento de esta guía es voluntario, por lo tanto es un instrumento que se pone a disposición de los agricultores para facilitar el cumplimiento de los requisitos  y obligaciones en materia de higiene establecidas en el llamado “paquete de higiene” y en el Real Decreto 9/2015, de 16 de enero, por el que se regulan las condiciones de aplicación de la normativa comunitaria en materia de higiene en la producción primaria agrícola y minimizar con ello, los riesgos de contaminación de sus cultivos y cosechas y los riesgos sanitarios para el consumidor final.
Asimismo, se ha realizado un documento, que en forma de listado de verificación o check-list pretende servir de ayuda al agricultor en el seguimiento de la guía de prácticas correctas de higiene generales en su explotación, y en el cumplimiento de la legislación en general.