Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Agua

Protección y conservación en la ENRR

Una de las máximas prioridades es la de conservar y mantener el estado actual de los ríos, evitando un mayor deterioro del estado de los mismos, tal y como indica la Directiva Marco del Agua.

Para ello, se establece la necesidad, de acuerdo con el Texto refundido de la Ley de Aguas de preservar el estado de los mejores tramos de nuestros ríos a través de la declaración de Reservas Naturales Fluviales. También es esencial la protección del espacio fluvial de nuevas ocupaciones, en el marco de la delimitación del dominio público hidráulico y la gestión de los riesgos de inundación a través del Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables.

Por último, se establece la necesidad de realizar pequeñas actuaciones que conserven y mejoren, en la medida de lo posible, el estado de nuestros cauces para evitar también posibles daños por inundaciones, a través del Programa de Conservación del Dominio Público Hidráulico.