Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Agua

Red de Seguimiento y control del Estado Químico

Agua

Al igual que la Red Oficial de Seguimiento y Control del Estado Cuantitativo (conocida como la red piezométrica), esta red inicia sus medidas en al año 1985. En sus inicios era gestionada por el IGME y sólo medía parámetros básicos, cationes y aniones fundamentales, nitratos, nitritos, temperatura, pH, alcalinidad y potencial REDOX.

Actualmente, esta red ha sido modificada para adaptarse a los requerimientos de la Directiva Marco del Agua. Se ha ampliado el número de puntos (en la actualidad cerca de 4.500) y también el número de parámetros que se miden en cada punto. Estos puntos son fundamentalmente sondeos en explotación, puntos de la red piezométrica y manantiales.

La red original de calidad ha sido adaptada a dos programas básicos de control:

  • Control de vigilancia
  • Control operativo

Control de vigilancia

Se efectúa en todas las masas de agua subterránea, con objeto de complementar y validar el procedimiento de evaluación del impacto, así como facilitar información para la evaluación de las tendencias prolongadas como consecuencia de modificaciones de las condiciones naturales y de la actividad antropogénica. Los parámetros básicos objeto de control, en cumplimiento de la Directiva 2000/60/CE, son los siguientes: oxígeno disuelto, pH, conductividad, nitratos y nitritos. Esta relación se ha ampliado en el programa para incluir otros parámetros, que figuran en la tabla.

  • Parámetros incluidos en el control de vigilancia

 

Iones mayoritariosParámetros adicionalesMetales
Cloruros, sulfatos, carbonatos, bicarbonatos, calcio, magnesio, sodio, potasio, sílice.Nitratos, nitritos, amonio, DQO, cianuros totales, fluoruros.Hierro, manganeso, arsénico, mercurio, cadmio, cromo, cobre, plomo, cinc, níquel, berilio, cobalto, selenio, vanadio, bario.

Control operativo

Este control debe efectuarse para las masas de agua subterránea identificadas en riesgo de no alcanzar el buen estado químico en 2015, en los períodos comprendidos entre los programas de control de vigilancia y con una frecuencia suficiente. El control operativo se realiza para detectar las repercusiones de los factores de presión pertinentes. El objetivo de este control operativo, además de determinar el estado químico de todas las masas o grupos de masas de agua subterráneas respecto de las cuales se haya establecido riesgo, es detectar la presencia de tendencias significativas y prolongadas al aumento de la concentración de cualquier contaminante.

Ósmosis inversa en Almonacid de Zorita; agua procedente de manantial

Los parámetros a analizar en el control operativo incluyen aquellos contaminantes cuya presencia ha ocasionado que la masa de agua subterránea se haya declarado en riesgo y, más concretamente, los reseñados en el Anexo V 2.3 de la Directiva 2000/60/CE y en los artículos 3 y 4 de la Directiva 2006/118/CE.

Se facilitan datos del número de puntos de control que existen por cuenca, de una Masa de Agua, de un municipio o de una provincia y a que programa de control pertenece cada punto concreto.

En el visor cartográfico del Sistema de Información de Recursos Subterráneos se pueden consultar los datos de localización de puntos de la red de control. Estas consultas pueden realizarse por Demarcación Hidrográfica, Masa de Agua subterránea, provincia y municipio