Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Agua

Planes Especiales de Sequía de los Organismos de cuenca

El objetivo general de los Planes Especiales de Sequía (PES) es, según lo establecido en el artículo 27.1 de la Ley 10/2001, minimizar los aspectos ambientales, económicos y sociales de eventuales situaciones de sequía.

Este objetivo general se persigue a través de los siguientes objetivos específicos, todos ellos en el marco de un desarrollo sostenible:

  • Garantizar la disponibilidad de agua requerida para asegurar la salud y la vida de la población.
  • Evitar o minimizar los efectos negativos de la sequía sobre el estado ecológico de las masas de agua, en especial sobre el régimen de caudales ecológicos, evitando, en todo caso, efectos permanentes sobre el mismo.
  • Minimizar los efectos negativos sobre el abastecimiento urbano.
  • Minimizar los efectos negativos sobre las actividades económicas, según la priorización de usos establecidos en la legislación de aguas y en los planes hidrológicos.

A su vez, para alcanzar los objetivos específicos se plantean los siguientes Objetivos Instrumentales u Operativos:

  • Definir mecanismos para la previsión y detección de la presentación de situaciones de sequía.
  • Fijar umbrales para la determinación del agravamiento de las situaciones de sequía (fases de gravedad progresiva).
  • Definir las medidas para conseguir los objetivos específicos en cada fase de las situaciones de sequía.
  • Asegurar la transparencia y participación pública en el desarrollo de los planes.

 

A continuación puede consultar los Planes Especiales de Sequía en vigor, desarrollados por los Organismos de cuenca de nuestro país: