Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Calidad y evaluación ambiental

Plan Nacional de Aplicación (PNA) del Convenio de Estocolmo y del Reglamento 850/2004/ce, sobre COP

 El proceso para elaborar este Plan Nacional de Aplicación (PNA) se inició en enero de 2005 con la celebración de una primera reunión general, en la que estaban representados todos los posibles agentes implicados y/o interesados, con el fin de establecer un grupo específico en materia de COP que dirigiera este proceso. El 15 de abril de 2005 tuvo lugar en la sede del Ministerio de Medio Ambiente en Madrid la primera reunión del "Grupo Nacional de Coordinación" (GNC) sobre COP en la que se aprobó: su constitución, estructura y grupos que lo integran, reglas de procedimiento, programa de trabajo y el cronograma de reuniones del GNC hasta 2006.

El GNC lo conforman un Grupo Director (unidad ejecutiva formada por las Administraciones Autonómica y Estatal) y un Grupo Técnico (formado por todos los actores interesados: la comunidad científica, las organizaciones sociales, ambientales y de consumidores, representantes del sector económico y de las Administraciones). Dependiendo de este Grupo Técnico, hay seis Grupos de Trabajo específicos:

  1. Inventarios
  2. Sustitución
  3. Mejores Técnicas Disponibles / Mejores Prácticas Ambientales (MTD/MPA)
  4. Vigilancia de niveles de COP
  5. Información y Sensibilización
  6. Coordinación, Cooperación y Asuntos Financieros

El PNA es un plan consensuado en el que han participado unos 200 expertos/as de todos los sectores implicados, cuyas iniciativas o comentarios han sido considerados desde el inicio y a lo largo de todo su proceso de elaboración.

En efecto, durante casi dos años de trabajo se han realizado un total de diecisiete reuniones. Los seis grupos de trabajo se reunieron por primera vez en septiembre de 2005. Un mes después, se realizó la primera reunión del Grupo Técnico. La segunda reunión de los grupos de trabajo tuvo lugar en febrero de 2006, seguida por la segunda reunión del Grupo Técnico en marzo de 2006. Además de estás reuniones, los participantes han trabajado e intercambiado información durante todo el proceso de elaboración del Plan.

El 22 de junio de 2006 se celebró la reunión del Grupo Director sobre COP que acordó aprobar provisionalmente el borrador final del Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo y del Reglamento 850/2004/CE sobre COP.

Esa versión del PNA se presentó para su aprobación en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, celebrada el 7 de octubre de 2006, y en el Consejo Asesor de Medio Ambiente del 31 de octubre de ese mismo año. Además, el documento estuvo expuesto para consulta pública en la página web del Ministerio de Medio Ambiente en el mes de enero de 2007.

El Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo y del Reglamento 850/2004, sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes fue definitivamente aprobado por el Consejo de Ministros mediante acuerdo de 2 de febrero de 2007.

La aplicación del Plan se realizará utilizando el mismo marco organizativo usado durante su elaboración, ajustándose sus características a las necesidades de cada momento, cuando así lo acuerde el Grupo Nacional de Coordinación.

Como síntesis de las medidas planteadas por los diferentes grupos de trabajo del Grupo Nacional de Coordinación, se identificó la necesidad de establecer un Centro Nacional de Referencia sobre COP (CNR), con la misión de coordinar los trabajos para la implantación del PNA. El CNR se estableció oficialmente a finales de 2006, iniciando sus actividades en el primer semestre de 2007. Todas las funciones y actividades desarrolladas por este centro, se describen en el sitio web http://www.cnrcop.es y en el apartado correspondiente a CNRCOP dentro de la propia página del MAGRAMA.

El Centro trabajará en estrecha colaboración con las administraciones públicas (general, autonómica y local) y con el resto de actores implicados a través del Grupo Nacional de Coordinación para el desarrollo de las actividades que le sean encomendadas por ellos.

En la Tabla 1 se describe brevemente el perfil las sustancias designadas como COP en el Reglamento 850/2004/CE. El PNA ha considerado, además, otras sustancias relevantes para este proceso: endosulfán, dicofol, pencaclorofenol, penta- y octa-bromodifenil éter, pentaclorobenceno, hexaclorobutadieno, naftalenos policlorados, perfluoro-octanosulfonatos y cloroalcanos de cadena corta.

Seis años después de la aprobación del PNA originario, se ha realizado la preceptiva actualización y revisión para incluir tanto los COP iniciales como los nuevos contaminantes que han pasado a formar parte de las listas del Convenio de Estocolmo y del Reglamento 850/2004. Algunos de ellos, como las familias de polibromados y de perfluorados, representan una problemática compleja para todos los países debido a que su fabricación ha cesado muy recientemente y han tenido amplio uso en sectores muy diversos.

El proceso de actualización y revisión del PNA se inició a mediados de 2011 en el ámbito del Grupo Técnico de COP que, en julio de 2012, acordó el borrador técnico de plan; este borrador fue sometido a trámite de audiencia de las Comunidades Autónomas y al proceso de información y participación pública; además, el borrador fue presentado en el Consejo Asesor de Medio Ambiente de diciembre de 2012 y en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente en marzo de 2013. El PNA actualizado del Convenio de Estocolmo y del Reglamento (CE) Nº 850/2004, sobre COP, fue definitivamente aprobado por Acuerdo del Consejo de Ministros el 5 de abril de 2013.

La Actualización del Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo y del Reglamento (CE) Nº 850/2004 sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes aborda la revisión de los inventarios de los COP iniciales, la realización de inventarios de los nuevos COP, la elaboración de un diagnóstico de la situación española respecto a todos los COP y, en consecuencia, la formulación de medidas para ajustarse a las obligaciones que imponen el Convenio y el Reglamento.