Hacer la compra sin plásticos es posible

Hacer la compra sin plásticos
Mayo 2018

Al año un español con un peso de 70 kilos genera seis veces su peso en basura, contando comida desperdiciada, aparatos electrónicos, latas aplastadas y envases rotos. España genera unos 21 millones de toneladas de desperdicios al año. Estas magnitudes, si bien enormes, palidecen al ponerlas en la balanza planetaria: en el mundo se contabilizan al día más de 3,5 millones de toneladas de desechos, según un informe del Banco Mundial

De todos los desechos que generamos, uno de los más peligrosos es el plástico. En julio de 2017, un artículo publicado en la revista Science Advances por el ecólogo industrial Roland Geyer, de la Universidad de California (Estados Unidos), calculó el volumen total de todo el plástico producido. Y el resultado fue 8.300 millones de toneladas. De estos, unos 6.300 millones de toneladas ahora son residuos, y el 79% de ellos se encuentra en vertederos o en el entorno natural. 

Esta gran cantidad de desechos es producto de nuestra manera de consumir, donde el plástico se usa para muchos artículos desechables o de ‘uso único’, como botellas de bebidas, envases de comida, pañales o detergentes. Todos estos desperdicios a veces acaban en grandes basureros, pudriéndose bajo el sol o contaminando mares y ríos. Pero, ¿y si pudiéramos llevar una vida produciendo cero residuos?

El movimiento Zero Waste (cero residuos) propone una serie de reglas muy simples para reducir al máximo nuestra producción de residuos. Además, la creciente preocupación ciudadana por el exceso de plásticos y el impacto ambiental de la mala gestión de los residuos está provocando la aparición de nuevos negocios en todo el mundo que pretenden minimizar el problema y crear conciencia sostenible.

Es el caso de la cadena de supermercados ecológicos y libres de plásticos Ekoplaza, en Ámsterdam, recientemente inaugurados. Pero sin tener que ir a Holanda, cerca de nosotros también están naciendo propuestas similares.

Por ejemplo, en Barcelona abrió sus puertas hace seis meses, Yes Future, positive supermarket. Olga Rodríguez y Alejandro Martínez, sus dueños, después de observar la gran cantidad de plásticos que generaban en sus casas y por el impulso de producir algo propio con objetivo social y medioambiental, decidieron crear un supermercado donde sus clientes pudieran hacer la compra sin generar residuos.

Este nuevo modelo de supermercado ofrece solo productos a granel. Se fomenta que los consumidores que lo deseen puedan traer sus propios recipientes (tarros, botellas, bolsas de tela, ....) donde rellenar sus productos, consiguiendo así realizar una compra 100% libre de residuos. Si es necesario, también disponen de bolsas de papel, cartón u otras alternativas con certificación ecológica para envolver la compra de los clientes.

Venden casi 300 referencias de productos de alimentación a granel: vino, miel, especies, pan, frutos secos, cereales, legumbres y, también, productos de limpieza a granel respetuosos con el medio ambiente y biodegradables.

Si el cliente no lleva botellas para rellenar, por ejemplo, con detergentes, venden botellas de HDPE, único plástico de la tienda que se usa únicamente para los productos de limpieza. Es un tipo de plástico que no desprende toxinas en su contenido, es hiperresistente y por tanto favorece su reutilización infinidad de veces. En este supermercado sin plásticos se pueden encontrar también utensilios de limpieza del hogar o de higiene bucodental con envases hechos de materiales naturales y por lo tanto, biodegradables, compostables o reciclables.

Por ahora, sus clientes pueden hacer casi la totalidad de la compra del hogar, exceptuando carne, pescado, fruta y verdura. En una segunda fase de ampliación del negocio, se incorporará la venta de vegetales ecológicos, cosmética natural e higiene personal.

Otra iniciativa para facilitar al consumidor esta opción de compra es el blog Vivir sin plásticos, creado por Patri y Fer. En 2015 decidieron dejar de utilizar plásticos desechables y abrir este canal de comunicación para contar su experiencia y ofrecer consejos y alternativas de consumo. Ello les obligó a buscar tiendas donde comprar productos sin envasar y les permitió crear un  directorio de tiendas a granel que puede ser útil para todo aquel que quiera evitar generar tantos residuos en sus compras. Es un directorio colaborativo en el que  cualquiera se puede registrar, añadir tiendas que no estén todavía incluidas, valorar las que frecuentan, comentar… y sobre todo encontrar tiendas cercanas para hacer sus compras más sostenibles. 

Todos los comercios que aparecen en este directorio tienen que ofrecer la posibilidad de comprar sin utilizar plásticos. O bien porque se usen bolsas de papel, o bien porque el consumidor pueda utilizar sus propias bolsas o envases. No es una condición fundamental que el comercio no utilice plásticos (que sería lo ideal), la condición es que cualquier persona pueda hacer la compra sin utilizarlos.

Fuente: 

No existen resultados con los criterios de búsqueda