Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Voluntarios internacionales pasan el verano en España para ayudar a la biodiversidad

GREFA

Agosto 2013

Del 1 al 18 de agosto, el Hospital y Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de GREFA, en Majadahonda (Madrid), ha acogido a quince jóvenes procedentes de diversos países del mundo (Croacia, Polonia, República Checa, Bulgaria, Irlanda, Bélgica, Rusia, Grecia, Georgia, Rumanía, Hungría y España) en un campo de trabajo internacional en el que han realizado trabajos relacionados con la conservación de la biodiversidad y, en particular, con las especies amenazadas y sus hábitats.

Este campo de trabajo internacional ha sido convocado y organizado por el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), en colaboración con el Servicio Civil Internacional (SCI). Desde su creación en 1920, el SCI trabaja por la educación para la paz y el entendimiento de los pueblos a través de campos internacionales de voluntariado. El campo de trabajo ha contado también con el apoyo de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid.

Durante su estancia en el centro especializado de GREFA, los jóvenes voluntarios han desarrollando diversos trabajos, siempre relacionado con los proyectos y actuaciones de esta ONG que actua en favor de la fauna silvestre. Entre ellas, destacan las mejoras realizadas en las instalaciones educativas del “Centro Naturaleza Viva” de GREFA para favorecer la accesibilidad de las personas con discapacidades físicas; y en el recinto destinado a la reproducción del galápago europeo, como contribución a un proyecto destinado a recuperar las poblaciones del reptil más amenazado de la Comunidad de Madrid.

Los participantes en el campo de trabajo internacional también han teniendo la oportunidad de desplazarse a los hábitats de algunas especies amenazadas o con problemas de conservación en las que trabaja GREFA, para actuar en favor de su conservación. Un ejemplo de esto ha sido el trabajo realizado por los voluntarios para ayudar a instalar nidales artificiales en silos agrícolas de la provincia de Ávila, con el fin de favorecer la reproducción de tres aves rapaces: el cernícalo primilla, la lechuza y el mochuelo. En este proyecto, denominado “Corredores para el primilla”, colabora la Fundación Banco Santander y la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

Los voluntarios han actuado también en la conservación del aguilucho cenizo y el aguilucho pálido, dos especies que construyen sus nidos en el suelo, generalmente en cultivos de cereal. Cada año, en la Comunidad de Madrid, GREFA organiza el salvamento de pollos de estas rapaces para evitar que mueran aplastados bajo las máquinas cosechadoras. Las aves rescatadas reciben cuidados especializados y completan su crianza en el Hospital y Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de GREFA, para posteriormente ser devueltas a su hábitat natural.

Información y fuente: Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA)