Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Costas y Medio Marino

Gestión del Dominio Público Marítimo Terrestre

Dunas en Fuerteventura

El Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT) es la única categoría de bienes de dominio público estatal español directamente individualizada por la propia Constitución de 1978, sin dejarlo en manos del legislador ordinario.

La Constitución señala que la zona marítimo-terrestre, las playas, las aguas interiores, el mar territorial y los recursos naturales de la zona económica y la plataforma continental son bienes del DPMT, y la Ley de Costas precisa estos conceptos.

Bienes tan valiosos y anhelados por todos como las playas, las dunas, los escarpes, las bermas, los acantilados, las marismas, los humedales litorales, etc, son de DPMT, tanto para su protección, como para su garantía de disfrute público.

Todos debemos tener garantizado el derecho de disfrute de estos bienes del DPMT eso sí, con usos adecuados, que ni comprometan su integridad física, ni impliquen que los demás no puedan disfrutarlos también.

Esta idea constituye la esencia de la Ley de Costas y a su servicio están todas la potestades administrativas que recoge y todos los procedimientos y resoluciones que regula.

Además, de conformidad con lo previsto en la Ley de Costas, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, lleva a cabo el Plan de deslindes, tramitando y aprobando los expedientes que definen la línea de deslinde del dominio público marítimo-terrestre.