Etapa 26: Valdivia - Villanueva de la Serena

Etapa 26: Valdivia - Villanueva de la Serena

    Por las Vegas Altas de Extremadura

    Esta etapa tiene su trazado entre verdes cultivos de regadío, acompañado de agradables baños en el río Guadiana y su afluente el Zújar. Este singular trayecto recorre lugares que tienen una enorme importancia ecológica, ya que son reservas de biodiversidad en medio de un entorno profundamente humanizado. El valle fluvial del río es el elemento vertebrador del paisaje.

    Perfil MIDE de la Etapa Valdivia-Villanueva de la Serena

    El recorrido de esta etapa cruza dos ríos: el Guadiana y su afluente, el Zújar. Entre ambos se encuentra el municipio de Entrerríos, de singular carácter por su trama urbana circular, única entre los pueblos de colonización de las vegas altas. El agua del río Guadiana, gracias a una importante infraestructura de canales y acequias, es el recurso natural sobre el que se ha cimentado toda la riqueza agrícola de la zona.

    Cruce del afluente Zújar

    Este territorio atesora singulares valores naturales. Por un lado, aún se conservan ciertos reductos de dehesa, bosque mediterráneo y bosque de ribera ciertamente bellos y cuya visita es altamente recomendable. Estos lugares tienen una enorme importancia ecológica, puesto que son reservas de biodiversidad en medio de un entorno profundamente humanizado. De hecho, parte de esta etapa circula por el LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) “Río Guadiana Alto – Zújar”.

    Teniendo como denominador común la proximidad del río Guadiana y la explotación agrícola de la tierra por el sistema de grandes extensiones dedicadas al regadío, existe la posibilidad de acercarse a visitar algunos pueblos; auténticos núcleos de gran importancia que han ido acrecentando su población en este siglo. El caminante será testigo de los contrastes entre grandes zonas de cultivos de maíz, olivo, frutales, vid y arroz con magníficos encinares de las dehesas dedicadas a la cría de ganado lanar.

    Carteles del Camino en un cruce señalizado

    El río Guadiana es en todas estas tierras el principal protagonista del paisaje y del modo de vida de agricultores y ganaderos, que han visto favorecido su modo de vivir gracias a las enormes extensiones de zonas de regadío. Estos territorios son excelentes lugares para aves y especies cinegéticas, que abundan en todas las tierras ribereñas y limítrofes con el río y sus afluencias; privilegiados puntos para los aficionados a la pesca y a los deportes acuáticos en zonas de baño tan abundantes en toda la comarca.

    El Camino se inicia desde el municipio de Valdivia por el trayecto común que comparte con la etapa 25 y se dirige hacia el desvío con la etapa anterior, en un cruce señalizado, con una zona de descanso con merendero al borde del río Guadiana. Llegado a ese punto, gira a la izquierda para discurrir por la ribera derecha del Guadiana hacia Entrerríos, siguiente punto de interés de la etapa.

    Zona de recreo de la playa de Entrerríos

    En el punto en que el cauce del río aumenta de forma sustancial por aunarse los dos semi-cauces emergentes de la bifurcación del Guadiana aguas arriba, la etapa efectúa un giro de 90° a la derecha para girar de nuevo hacia la izquierda al confluir con el trayecto del Camino de Villanueva de la Serena hacia la localidad antes mencionada. Este camino bordea la llamada isla Trompeta, porción de tierra que queda circundada por una nueva bifurcación del cauce del Guadiana. La etapa se incorpora entonces a la colada del Camino de Pela, para cruzar el primero de los cauces bifurcados del Guadiana y discurrir por un corto espacio sobre la isla antes de cruzar el segundo de los cauces.

    Tras volver sobre sus pasos, esta vez en la margen izquierda del río, por espacio de unos 700 metros, el Camino gira hacia la derecha en dirección a la carretera comarcal que lleva a Entrerríos. El caminante tiene más de una opción donde descansar: el propio centro urbano o la playa de Entrerríos; paraje naturalizado con zona de descanso a 200 metros del casco urbano, en la margen derecha del río Zújar.

    Carretera de acceso a Villanueva de la Serena

    Aquí existe la posibilidad de realizar una alternativa al recorrido principal de la etapa, siguiendo un tramo paralelo al río Zújar en su vertiente norte, por zonas de dificultad media-alta de tránsito debido a la posibilidad de estar anegado en épocas de lluvia. Desde la zona de descanso surge el trayecto entre lagunas del río, por tramos que tienen dificultad de acceso, hasta culminar cruzando el Zújar por un puente de carretera o camino real de Esparragosa.

    La etapa principal, en cambio, realiza su trayecto por la vertiente sur del Zújar, una vez cruzado el puente sobre el río, discurriendo por un camino en la ribera izquierda, que se puede encontrar cubierto de agua, con una señalización que indica esta posibilidad. El trayecto que queda por delante es de difícil acceso peatonal, pero merece la pena realizarlo por encontrarse en su ladera dos observatorios de aves que el viajero con inquietudes ornitológicas tendrá la opción de disfrutar, así como las ruinas de un molino de agua.

    Tanto la alternativa como la etapa principal se encuentran a la salida del puente de Esparragosa, en el mismo punto en que comienza el tramo común de las etapas 26 y 27 en la entrada y salida respectivamente de Villanueva de la Serena, siguiendo la carretera de Entrerríos, donde finaliza la etapa.

    Información adicional

    La Orden de Alcántara

    La Orden de Alcántara está en el origen de la fundación de esta ciudad, que inició un rápido desarrollo a partir del siglo XVI, capital de las Vegas Altas que se ha convertido en una de las villas más populosas e influyentes de la Baja Extremadura. Villanueva de la Serena es casi con toda probabilidad el lugar de nacimiento del conquistador de Chile, Pedro de Valdivia, aunque otras localidades próximas se disputan el mérito.

    La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es un edicio de estilo gótico que data de finales del siglo XV. El rápido crecimiento de la población y la implantación de organismos religiosos y administrativos en la localidad hicieron que el templo se ampliase. El final de su construcción se dilató hasta mediados del XVII, cuando se coronó la obra con una torre de cantería de notables dimensiones.

    Los muros son en su mayor parte de sillería y en ellos se abren elegantes portadas de sobriedad herreriana. Durante la Guerra Civil un incendio destruyó todos los bienes muebles de su interior. En el exterior de esta parroquia tiene lugar durante la Semana Santa la popular procesión de “La Carrerita”, en la que los portadores llevan corriendo el Paso de la Virgen de la Aurora al Encuentro con el de su Hijo Resucitado.

    A unos ocho kilómetros por la carretera de Valdivia se encuentra el castillo de La Encomienda. Construido sobre las ruinas del castillo musulmán de Mojáfar, fue residencia de los Comendadores de la Orden de Alcántara y se encuentra en muy buen estado de conservación. Está dotado de tres recintos defensivos con torres cuadradas y redondas.

Etapa 26: Valdivia - Villanueva de la Serena - Galería de imágenes

No existen resultados con los criterios de búsqueda