Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Camino Natural del río Rivera de Acebo

  • Camino Natural del río Rivera de Acebo

Siete sendas entre dos aguas

Este recorrido por tierras cacereñas, consta de siete sendas que toman como inicio el área recreativa denominada “El Jevero” o bien están conectadas con las que de allí salen. Este punto, situado a dos kilómetros de Acebo, ofrece al viajero sus piscinas naturales del río Rivera de Acebo, en las que se puede disfrutar de un baño al inicio o al final del paseo.

Perfil MIDE del CN del río Rivera de Acebo

Las siete sendas que componen este Camino Natural son:

Nº 1. Senda del embalse del Prado de las Monjas

Inicio de la senda del Embalse del Prado de las Monjas, cruzando el puente

Partiendo del área recreativa “El Jevero”, único punto con fuentes de agua potable, el Camino discurre hacia el Norte por una ladera en la margen izquierda del río Rivera de Acebo, articulándose en tres tramos fácilmente distinguibles: el inicial y el final transitan por un sendero, mientras que el tramo medio utiliza el trazado de la llamada “Pista del Molino”.

Cruzando el río por la pasarela situada entre las dos piscinas, esta senda asciende sobre roca granítica, entre piornos y helechos, hasta la “Pista del Molino” que discurre a media ladera por la linde inferior de una repoblación de pino resinero (Pinus pinaster). Hay que tener cuidado de no desviarse por otras sendas que salen, como la nº 2, a mitad de pista.

Este camino finaliza en la presa del embalse del Prado de las Monjas. Desde éste se pueden iniciar las sendas nº 3 y nº 7.

Nº 2. Senda del Mirador de La Ventosa

Senda del embalse del Prado de las Monjas

Alcanzar los 794 m de cima del Cerro de La Ventosa es el destino de esta senda, que comparte su inicio con la nº 4, aproximadamente a mitad del primer recorrido descrito, en una bifurcación bien señalizada.

Su trazado supone un ascenso entre brezos (Erica sp.), piornos (Cytisus sp.) y jaras (Cistus sp.), por una pequeña cuerda que bordea una repoblación de pino resinero. Esta perspectiva permite ver, a la derecha, el valle del arroyo de Arroguijo, y a la izquierda, el del río Rivera de Acebo, dominado por el pico Jálama que, con sus 1.492 m, es la cumbre más alta de la Sierra de Gata.

Nº 3. Senda de Los Puentecitos de la cascada de La Cervigona

Detalle de afloramientos de pizarra

Esta senda toma su nombre del regato de los Puentes o de Los Puentecitos, que es uno de los arroyos que nacen en el paraje conocido como La Cervigona, desde donde descienden formando cascadas para verter finalmente sus aguas al río Rivera de Acebo.

Se parte de la margen derecha del embalse del Prado de las Monjas y se avanza en paralelo a su cauce. Tras sobrepasar el embalse, cruza el Rivera de Acebo y sigue por el fondo del valle remontándolo por la orilla izquierda. Según se asciende la senda es cada vez más estrecha y la vegetación predominante de brezos de las laderas se adorna con alisos (Alnus glutinosa) y otras especies de ribera.

Después de cruzar nuevamente el río, la senda gira aguas arriba, remontando esta vez el Arroyo de los Alisos, encajado en buena parte de su extensión entre lajas de pizarra, que forman bellos saltos de agua.

El recorrido termina cerca de un edificio que fue en su día una fábrica de luz, muy cerca de la cascada de La Cervigona, pero sin poder llegar a ella debido a la inaccesibilidad del entorno.

Nº 4. Senda del Puerto de Castilla Norte o del Mirador de La Cervigona

Pinos al inicio de la Senda de Los Puentecitos

Esta senda forma parte del camino del Puerto de Castilla, que cuenta con varios siglos de antigüedad y, al igual que las vías romanas, estaba preparado para soportar el tránsito de carros tirados por bestias de carga.

Se inicia en el Mirador de La Ventosa y discurre por la falda del Teso de Santa María hasta el cortafuegos situado en la zona más alta del recorrido. Tras abandonar éste por un desvío hacia el Sur bien señalizado, la senda termina en el Mirador de La Cervigona, desde donde se disfruta de una vista panorámica del valle del Rivera de Acebo y su entorno. A lo lejos se puede vislumbrar la cascada de La Cervigona, de 65 metros de altura.

Nº 5. Senda del Puerto de Castilla Sur

Inicio de la Senda del Puerto de Castilla Sur

Esta senda, que también forma parte del antiguo camino del Puerto de Castilla, se inicia en el puente que hay junto a la última de las piscinas, desde donde empieza a ascender por una cuerda hacia el Norte, para acabar, tras unas revueltas de fuerte pendiente, en la collada de La Ventosa, desde donde se puede acceder al Mirador de La Ventosa o bien continuar camino por la senda del Puerto de Castilla Norte.

Nº 6. Senda de las piscinas de Rivera de Acebo

Pozas naturales del río Rivera de Acebo

Esta senda recorre las tres piscinas del río Rivera de Acebo, comenzando por la del Molino de Acebo, tras la que se accede al área recreativa denominada “El Jevero”, donde se encuentran las otras dos. Desde ésta es posible continuar por la senda del embalse del Prado de Las Monjas hasta alcanzar la senda de Los Puentecitos o de La cascada de La Cervigona. Se trata por tanto de una senda de conexión muy corta que posee áreas de descanso al principio y al final del recorrido.

Nº 7. Senda del arroyo de La Jara del Rey

Se trata de una senda de fuerte pendiente que en algún tramo se ha hecho más accesible mediante escalones, siendo el último tramo el más difícil debido a la fuerte pendiente, al barro provocado por la erosión o al ocultamiento ocasional de la senda por algunas zarzas y piornos.

Esta senda asciende desde el extremo del dique de la presa por la falda del Teso de Santa María hacia el Collado de La Ventosa, donde coincide con la senda nº 4, por lo que se puede continuar por ella hasta el Mirador de la Cervigona o bien regresar al área recreativa “El Jevero” por las sendas nº 2 o nº 5.

Enlaces de interés