Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Desarrollo Rural

Etapa 3: Carreña - Benia de Onís

  • Etapa 3: Carreña - Benia de Onís

Cruces de caminos y mercados de monte

La etapa discurre entre los concejos de Cabrales y Onís por distintos núcleos rurales, cruzando por antiguos puentes, pasando ante casas blasonadas y atravesando encrucijadas de caminos como la Cruz de Raos, antiguo lugar de reunión en el monte entre los concejos de Cabrales, Onís y Llanes, donde se celebraba un mercado.  

Perfil MIDE de la Etapa Carreña-Benia de Onís

La tercera etapa del Camino Natural comienza en Carreña, en el concejo de Cabrales, al que se accede por la carretera AS-114, y sube los primeros metros en dirección norte hacia la Sierra del Cuera, para proseguir el resto del camino en sentido oeste, hacia Benia de Onís, en el concejo de Onís. La ruta atraviesa distintos núcleos rurales, como Asiego (Asiegu) y Puertas, donde se encuentran los restos de algunos molinos harineros, y también pasa a través de las erías de Puertas y Pandiello.

Puente Antiguo o Puente Conceyu, en Carreña de Cabrales

Cerca de la entrada a Carreña se encuentra el panel informativo de fin-comienzo de etapa, próximo al ayuntamiento. Las señales direccionales pintadas en muros y farolas guiarán nuestra salida a través de la población, hacia una pista que en ligero ascenso sube paralela al arroyo La Ría.

Procedente del Cuera, La Ría atraviesa Carreña de norte a sur y vierte aquí sus aguas al Casaño, afluente del Cares. Sobre el arroyo se encuentra el Puente Antiguo o Puente Conceyu, un altivo puente bajomedieval de un solo ojo, que se encuentra en buen estado de conservación. Sobre el puente discurría una antigua calzada, el Camino Real que desde Peñamellera se dirigía hacia Onís por el valle del Casaño, conectando el oriente de Asturias con la zona central. En este punto se unía al Camino Real de Liébana, que desde Sotres atravesaba Cabrales de sur a norte, finalizando en Meré y Posada de Llanes.

Tramo empedrado de una parte del camino

En Carreña, podremos admirar la Casa de los Bárcena, un antiguo palacete construido en el siglo XVII, que en principio fue propiedad de la familia Bárcena y posteriormente fue utilizado como cuartel. El edificio, de planta rectangular, dispone de una fachada asimétrica, con una mitad izquierda de estilo popular, abierta con solana de madera, y otra mitad noble, adornada con los escudos de armas de los Bárcena y los Inguanzo. Frente a la casa, se encuentra la capilla panteón de los Bárcena, adosada a la iglesia de San Andrés.

En el primer sector de la etapa el trazado sube los primeros metros en dirección norte, hacia la Sierra del Cuera, siempre paralelo al río La Riega. La pista, a tramos de zahorra o tierra, prosigue curso arriba entre prados, a veces encajada entre antiguos muros de piedra, y se va abriendo camino entre castaños (Castanea sativa) y carvallos (Quercus robur), dejando a sus espaldas los Picos de Europa.

Tramo del camino sobre la ladera del Picu Canciello

Después de cruzar una pequeña vaguada y pasar entre unas cabañas, el trayecto gira y la pista de tierra comienza a subir ligeramente sobre la ladera del Picu Canciello, entre algún que otro rebollo (Quercus pyrenaica) y castaño, con dirección a Asiego.

Ya en Asiego, el trazado recorre la parte alta del pueblo, para proseguir más adelante por un pequeño sendero que baja en moderado descenso hacia el río Ricáu. En este punto, la pista comienza a ascender, esta vez sobre pavimento de hormigón, entre sotos de castaños y praderas salpicadas de cabañas.

La Cruz de Raos, antigua encrucijada de caminos y lugar de reunión de tradición medieval

El ascenso se prolonga hasta los pastos de la Cruz de Raos, antigua encrucijada de caminos que sirvió de comunicación y punto de reunión a los concejos de Cabrales, Onís y Llanes. Podría corresponder con un lugar de reunión de tradición medieval de época romana.

La Cruzde Raos o Errados, perteneciente a la parroquia de Puertas, debe su nombre a la antigua cruz que había en este lugar y que fue trasladada posteriormente a las proximidades de Pandiello. El topónimo Puertas deriva de la palabra Portam, que significa “lugar de paso”. Se empleó en romance para designar diferentes sistemas de cierre o divisoria, zona de penetración o entrada en posesiones o territorios.

Vistas del valle del río Güeña desde el camino

Desde la Cruz de Raos se inicia un ligero descenso por pista de tierra, hasta llegar a la carretera que comunica con Ortiguero (Ortigueru), donde deberemos prestar atención a las señales, ya que la ruta continúa por un pequeño sendero frente a la pista que acabamos de dejar. Este sendero prosigue paralelo a la carretera, unos metros por encima de ella, y en dirección a la cantera de Ortiguero, hasta el núcleo rural de Salce. El siguiente tramo prosigue desde aquí, ascendiendo entre muros de piedra caliza y dejando atrás una cueva de maduración de queso de Cabrales, hasta alcanzar el vecino concejo de Onís.

El último tramo de la etapa continúa por una pista que desciende hacia Avín, ya en el concejo de Onís. En esta parte del trayecto disfrutaremos de unas fantásticas vistas del valle del río Güeña. A la entrada de Avín, el camino cruza el río y pasa al lado del camping, para atravesar el pueblo.

La localidad de Avín se encuentra dividida por la AS-114 en dos partes. En la parte superior, encontraremos una plazoleta donde se asientan los muros de la capilla de San José, con una torre campanario y un pequeño reloj de sol en su fachada. En frente de la capilla se sitúa la antigua Casa Rectoral, hoy transformada en vivienda, y magnífico ejemplo de edificio típico del oriente asturiano.

La pista, a veces encajada entre antiguos muros de piedra, se abre paso entre castaños y carvallos

Bajando hacia el centro del pueblo, encontraremos varias de estas casas con cortafuegos en los laterales, así como los restos del Puente Campu, una construcción que salvaba el arroyo, ahora cegado, de un solo ojo y con aparejo de caliza labrada.

La Cuevona de Avín también es un lugar sorprendente que despertará nuestro interés. Se trata de una cavidad natural, a modo de túnel y muy abierta, ya que dispone de varias entradas laterales que forman columnas. Esta particularidad, unida al agujero cenital que tiene en su techo, hace que la cueva tenga luz natural propia, favoreciendo el crecimiento de pequeños árboles en su interior. En La Cuevona se encuentra el Centro de Interpretación de la Fauna Glaciar de Avín, donde se puede encontrar una réplica del fósil de un rinoceronte cavernario encontrado en 1974, en la vecina cueva de La Peruyal (Stephanorhinus sp.).

Al salir de Avín, continuaremos el camino por la carretera AS-114, en dirección a Benia de Onís, capital del concejo de Onís, donde termina el trayecto. Encontraremos el panel de fin-comienzo de etapa a la salida de Benia de Onís, al lado de la carretera.

Información adicional

Los mercados de monte

Las ferias o mercados de monte tienen una gran tradición en Asturias. Su localización, en zonas de encrucijada de caminos, facilitaba la afluencia de vendedores y compradores de diferentes concejos. Una gran piedra arenisca ennegrecida marcaba el lugar de celebración del mercado. Según la tradición, en la Cruz de Raos se celebraba todos los miércoles un mercado comarcal al que acudían los habitantes de los tres concejos limítrofes: Cabrales, Onís y Llanes.

Una Real Provisión expedida en 1670 por Mariana de Austria, regente durante la minoría de edad de Carlos II, eximió a los cabraliegos de tributar por las ventas de ganado realizadas dentro y fuera del concejo, y les concedió el privilegio de celebrar una feria, el 2 de septiembre, en la Cruz de Errados. Además del ganado, en esta feria también se comerciaba con productos agrícolas y paños españoles y extranjeros. Con el tiempo, el mercado de la Cruz de Raos fue sustituido por el que se celebra actualmente en la localidad de Benia, en el concejo de Onís.

El queso de Cabrales

El concejo de Cabrales es famoso por su queso, elaborado con leche cruda de vaca y, algunas veces, con la mezcla de leche de vacas, ovejas y cabras, alimentadas todas ellas en pastos de montaña. El queso de Cabrales, con Denominación de Origen Protegida desde 1981, requiere un largo proceso de maduración, que se realiza desde antaño en las cuevas de los montes de la zona.

Desde 1968, el último domingo de agosto se celebra el Certamen del Queso de Cabrales, en el que se premian los mejores quesos de la comarca y se ofrece una degustación a los asistentes. La programación del certamen también incluye una semana cultural dedicada al queso, con exposiciones, catas comentadas y conferencias.

En Arenas de Cabrales existe un museo dedicado a este popular queso asturiano, situado en la galería de una cueva natural donde se realizan visitas guiadas para conocer todo su proceso de elaboración y los usos tradicionales de los pastores.

Enlaces de interés