Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Desarrollo Rural

Etapa 4: Benia de Onís - Cangas de Onís

  • Etapa 4: Benia de Onís - Cangas de Onís

Tierras de pastos y arquitectura tradicional

Entre los concejos de Onís y Cangas de Onís, la cuarta etapa del Camino Natural une las capitales de ambos municipios, atravesando distintos núcleos rurales en los que la riqueza patrimonial de los edificios civiles y religiosos se combina, en excelente armonía, con la belleza del entorno natural donde se encuentran.

Perfil MIDE de la Etapa Benia de Onís-Cangas de Onís

El Camino Natural parte de Benia de Onís, en el concejo de Onís, y prosigue a través de pequeñas poblaciones hacia el oeste. Aprovechando las comunicaciones entre los distintos núcleos rurales,  pasa al concejo de Cangas de Onís, donde finaliza descendiendo por una pista forestal sobre la localidad de Cangas de Onís.

Benia de Onís, capital del municipio, alberga distintos edificios de interés, además de su iglesia parroquial, como la casona de los Valles, la casa Abajo, la casa de Filomena Pellico o la casa Cebos, formando un conjunto bien conservado en un bello enclave.

Panel informativo de inicio de etapa en Benia de Onís

La etapa parte de la carretera AS-114 en Benia de Onís, donde se encuentra el panel informativo de inicio de etapa. Pocos metros después, en esta misma carretera, en sentido Cangas de Onís, la etapa continúa por una pequeña carretera a la derecha, con dirección a Talaveru.

El primer tramo de esta etapa discurre a través de varias poblaciones sobre un camino asfaltado, aunque también encontraremos tramos de zahorra. Continuando por la carretera, a través de pastos, y en ligero ascenso, pasaremos por los núcleos rurales de Sirviella y, un poco más adelante, de San Martín (Samartín), ya en el concejo de Cangas de Onís, donde deberemos estar atentos a las indicaciones, ya que el trazado se desvía a la izquierda.

Capilla de Santo Toribio de Beceña

Poco después se encuentra Beceña, donde el trazado deja a la derecha la capilla de Santo Toribio de Beceña, y prosigue en ligero descenso al lado del río Prunea, entre vegetación de ribera, con dirección a la siguiente población, Llenín.

En Llenín, igualmente a la salida del pueblo y a la derecha, se encuentra la iglesia de Santo Tomás, con otro notable ejemplar de tejo o texu.

Posteriormente, y en ligero ascenso, la carretera conduce a Tárano (Tarañu), una pequeña población desde donde tendremos unas fantásticas vistas de parte del valle del río Güeña. La ruta abandona Tárano en ligero descenso por una pequeña carretera asfaltada y, poco después, por una pista, a través de prados de diente.

Imagen de la población de Labra, con la iglesia de San Bartolomé

El siguiente tramo del camino continúa en descenso y cruza el río Les Vegues a través de un pequeño puente. Posteriormente, atraviesa el núcleo rural de Labra, donde se encuentran el Palacio de Labra y la iglesia de San Bartolomé.

Dejando atrás Labra, el camino prosigue en moderada ascensión y continúa por una pista forestal a través de varios montes poblados de helechales (Osmunda cinnamonea)y brezales (Erica arborea), con bosquetes dispersos de pino radiata (Pinus radiata), y a través de una pequeña masa de rebollos (Quercus pyrenaica).

El último tramo de la etapa desciende por carretera hasta Llueves, atravesando el núcleo rural, y llega a la carretera CO-1, que comunica con Cangas de Onís, a unos dos kilómetros de distancia. A la entrada de Cangas de Onís encontraremos el panel informativo de fin-comienzo de etapa.

Información adicional

La Torre de Sirviella

En la localidad de Sirviella, situada en medio de un prado y cerca de un cruce de caminos vecinales, se encuentra la Torre de Sirviella, un magnífico ejemplo de arquitectura popular en el que se combinan estilos medievales y renacentistas que la sitúan en el siglo XVI.

La Torre de Sirviella fue declarada Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, y fue restaurada después de permanecer abandonada durante mucho tiempo tras sufrir un incendio que destruyó su interior.

El edificio, de estructura cúbica y cubierta a cuatro aguas, consta de tres pisos, pero se distingue sobre todo por la variedad de vanos abiertos en sus fachadas encaladas, sobre todo la principal, con una puerta dovelada de medio punto y varias ventanas de diferente factura.

Santo Toribio de Beceña

La capilla de Santo Toribio de Beceña se levanta sobre un hermoso prado situado en lo alto del pueblo, desde donde se divisa un magnífico panorama. A los pies de la capilla, se erige un tejo (Taxus baccata) hueco centenario que tiene una circunferencia de casi 300 centímetros. 

La ermita parece estar relacionada con el traslado de los restos de Santo Toribio a Liébana, en Cantabria, ya que en la ruta donde se sitúa también se encuentran otras capillas dedicadas al mismo santo, como la de Llueves.

Favila y el oso

Favila fue el segundo monarca asturiano, sucesor de su padre, el rey Pelayo. Gobernó el Reino de Asturias entre 737 y 739 y, según la leyenda, murió prematuramente en un enfrentamiento con un oso.

La tradición cuenta que fue en la aldea de Llueves donde se produjo la pelea a muerte entre el rey Favila y el oso. Una placa en piedra caliza conmemora este hecho histórico en Llueves, con una cruz grabada de tipo asturiano, en el centro, y una leyenda que reza: “un oso mató al rei Fa(vila) año d(e) 739”

Los restos del rey Favila fueron enterrados en la iglesia de la Santa Cruz de Cangas de Onís, que el monarca ordenó construir en 737. Su esposa, la reina Froiluba, también recibió sepultura en este templo, aunque en la actualidad no se conservan los restos mortales de ninguno de los monarcas.

Enlaces de interés