Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Desarrollo Rural

Plan para la igualdad de género en el desarrollo sostenible del medio rural

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, consciente de la situación de desventaja de las mujeres residentes en el medio rural, ha elaborado y puesto en marcha consecutivamente dos Planes para promover y favorecer la igualdad entre mujeres y hombres en el medio rural. Así, la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal del MAGRAMA, continuando con el trabajo iniciado con el I Plan, ha fortalecido en el II Plan los siguientes aspectos:

  • Las sinergias entre las orientaciones señaladas en el artículo 30 relativo al desarrollo rural de la Ley Orgánica 3/2007, y los objetivos y medidas establecidas en el Plan.
  • El empoderamiento de las mujeres, estableciéndose medidas que además de satisfacer sus necesidades prácticas, inciden en sus necesidades estratégicas, cuestionando así los roles de género establecidos socialmente para mujeres y hombres de forma diferenciada.
  • En análisis de género de la situación del medio rural, incorporando a los discursos sobre la falta de oportunidades de empleo como causa de la feminización del éxodo rural, otros factores  como los roles de género, la presión social sobre las mujeres, la división sexual del trabajo, o los usos del tiempo.
  • El concepto de corresponsabilidad social para la distribución equilibrada de la vida familiar, económica y personal de mujeres y hombres sobre el de conciliación de la vida familiar y laboral de las mujeres.
imagen

 

  • Periodo 2007-2010: Plan para favorecer la igualdad entre mujeres y hombres en el medio rural

El Plan para favorecer la Igualdad entre Mujeres y Hombres en el Medio Rural (2007-2010) tuvo como punto de partida las menores oportunidades de empleo y la falta de servicios de atención a la población, que influyen en las estrategias de permanencia o “huida” de las mujeres del medio rural, y con ello en el mantenimiento y el futuro de las zonas rurales. Así mismo, introdujo y estableció como principios generales los conceptos de “transversalidad de género” y “empoderamiento”, como estrategias consensuadas internacionalmente para el logro de la igualad de género.

  Las medidas de actuación que recogía están dirigidas a las mujeres o son medidas generales que cuentan con una atención preferente hacia ellas en aspectos como el empleo, la formación y la conciliación, con el objetivo de mejorar sus condiciones de vida, es decir, “las circunstancias materiales en que viven y se desarrollan, que están relacionadas con el nivel de satisfacción sobre sus necesidades prácticas de género; aquellas asociadas, generalmente, a sus funciones de madre, esposa y responsable del hogar, es decir, de los roles de género socialmente aceptados –roles reproductivos y de cuidado-”.  Por lo que este Plan perseguía los siguientes objetivos principales:

  • Lograr que las mujeres que viven y trabajan en el medio rural no sufran una doble discriminación, por ser mujeres y por habitar en zonas rurales.
  • Frenar el éxodo femenino de las zonas rurales a las zonas urbanas, contribuyendo así a combatir el despoblamiento y envejecimiento rural.
  • Conseguir que las mujeres contribuyan al desarrollo económico del medio rural con su incorporación al mercado laboral.

Este Plan supuso el primer paso hacia la incorporación del principio de igualdad en la Política de Desarrollo Rural, cuyo planteamiento se centraba, sobre todo, en aumentar la productividad y el empleo de las mujeres, coincidiendo con la tipología de políticas especificas de mujeres y con el enfoque de Mujeres en el Desarrollo (MED). Este planteamiento es adecuado para mejorar las condiciones de vida de las mujeres, aunque resulta limitado para superar su posición subordinada en la estructura social del medio rural.

El Plan Estratégico para la Igualdad de género en el Desarrollo sostenible del medio rural (2011-2014) señala las actuaciones que la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal realizará durante dicho período para dar respuesta a la discriminación que sufren las mujeres en todas las sociedades y culturas, acentuada en el medio rural por su débil situación demográfica y socioeconómica. Este Plan marca un profundo cambio en la Política Nacional de Desarrollo Sostenible del Medio Rural con respecto al I Plan (2007 - 2010). La intención subyacente es superar la ausencia de enfoque de género en las orientaciones europeas relativas al desarrollo rural y la exclusividad de políticas específicas de mujeres implementadas hasta el momento, para consolidar una política más integral y transversal. A tal efecto, la elaboración de este Plan Estratégico pretende ser una herramienta que guíe la consecución de los objetivos siguientes:

  • Promover el cumplimiento, desarrollo e implementación de la Ley Orgánica 3/2007 en el medio rural y de la Ley 45/2007.
  • Impulsar y fortalecer la transversalidad del enfoque de género en la Política de desarrollo sostenible del medio rural.
  • Sensibilizar a la población en general y al personal técnico y político relacionado con la materia, sobre la importancia de la igualdad de género para el logro de la sostenibilidad social y el futuro del medio rural.
  • Dar cumplimiento a los acuerdos internacionales en materia de igualdad de género y desarrollo rural sostenible.

Más concretamente, este Plan Estratégico pretende contribuir a:

  • Combatir la doble discriminación que sufren las mujeres que viven y trabajan en el medio rural.
  • Frenar el éxodo femenino de las zonas rurales a las zonas urbanas, contribuyendo así a combatir el despoblamiento, la masculinización y el envejecimiento de la población rural.
  • Impulsar la incorporación de las mujeres al mercado laboral, garantizando su participación en el desarrollo económico del medio rural.
imagen