Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Dermatosis nodular contagiosa

Ficha de la enfermedad

La dermatosis nodular contagiosa de los bóvidos (DNC) (LSD (Lumpy Skin Disease) en sus siglas en inglés), es una enfermedad producida por un virus de la familia Poxviridae, género Capripoxvirus, que se caracteriza por fiebre, nódulos en la piel, en membranas mucosas y órganos internos, extenuación, inflamación de los nódulos linfáticos, edema cutáneo y en ocasiones la muerte. La enfermedad tiene importancia económica porque causa un elevado descenso en la producción, particularmente en vacas de leche.

Virus de la familia Poxviridae, género Capripoxvirus

Enfermedad de declaración obligatoria según el RD 526/2014, (ver infografía)

Hospedadores: Bovinos, Orices (Oryx beisa), Jirafas (Giraffe camelo-pardalis) e Impalas (Aepyceros melampus)

Período de incubación: 12 días

LNR:Laboratorio Central de Veterinaria de Algete.

Marco reglamentario

Real Decreto 650/1994, de 15 de abril, por el que se establece medidas generales de lucha contra determinadas enfermedades de los animales y medidas específicas contra la enfermedad vesicular porcina.

Real Decreto 1314/2007, de 5 de octubre, por el que se modifica el Real Decreto 650/1994, de 15 de abril, por el que se establece medidas generales de lucha contra determinadas enfermedades de los animales y medidas específicas contra la enfermedad vesicular porcina.

Manual práctico de operaciones

Este manual práctico de operaciones en la lucha contra la Dermatosis nodular contagiosa, sirve como guía de trabajo a los Servicios Veterinarios Oficiales para poder ofrecer una respuesta rápida y eficaz en caso de sospecha y de confirmación de un foco de Dermatitis Nodular Contagiosa, así como para luchar contra los vectores de enfermedad, y debe utilizarse junto con el Plan Coordinado Estatal de Alerta Sanitaria Veterinaria, así como con la normativa vigente en materia de Sanidad y Bienestar Animal en nuestro país.

Información epidemiológica sobre la situación de la enfermedad

Hasta 1988, esta enfermedad se limitaba al África sub–sahariana, pero luego se extendió a Egipto. Hasta el año 2015, sólo se había confirmado en laboratorio un brote de DNC fuera de África, en 1989 en Israel, que se eliminó por sacrificio de todos los animales infectados o en contacto con ellos, utilizando como herramienta de control la vacunación. Los brotes descritos en 1993 en Bahréin y Reunión no pudieron confirmarse mediante aislamiento del virus. Sin embargo, desde 2013 la enfermedad estaba presente en Turquía y desde junio de 2015 en su parte europea, desde ahí pasó finalmente a Grecia donde se declararon los primeros focos en agosto de 2015, extendiéndose con posterioridad hacia el oeste. Grecia, así como otros países de los Balcanes, ha comenzado a vacunar de forma preventiva en las regiones en riesgo para tratar de parar el avance de la enfermedad.

Las cepas causantes del actual brote que afecta a Grecia tienen un poder de difusión mayor que el demostrado hasta ahora por las cepas clásicas del virus. Por otro lado, la enfermedad también está extendiéndose desde oriente medio a Armenia y de aquí ha pasado a Daguestán, provincia de la Federación rusa, lo cual supone la primera vez que Rusia declara esta enfermedad dentro de su territorio.

En España, hasta la fecha, no se han declarado nunca focos de Dermatosis Nodular Contagiosa.

Informe de situación epidemiológica (actualizado a 23 de mayo de 2016).

 

Programa nacional de vigilancia

La vigilancia que se realiza en España está en línea con las normas establecidas por la OIE y por la normativa comunitaria y es similar a la vigilancia establecida en otros países de la UE. El hecho de ser un país libre en el que los animales no presentan ninguna inmunidad hace que la  vigilancia sea de tipo pasivo tanto en animales domésticos como en animales silvestres, descartando laboratorialmente los casos en que se declara una sospecha clínica por aparición de signos compatibles.

Este tipo de vigilancia se basa y depende de forma importante, de dos elementos esenciales que son: el reconocimiento de los síntomas característicos de la enfermedad y la notificación inmediata a los servicios veterinarios oficiales de cualquier sospecha que se produzca.

Dermatosis nodular contagiosa en otros medios