Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Peste Porcina Clásica

Ficha de la enfermedad

La PPC es una enfermedad altamente contagiosa que afecta a suidos, tanto domésticos como salvajes. Está causada por un virus de la familia Flaviviridae, género Pestivirus, y se caracteriza por originar lesiones hemorrágicas y tener normalmente un curso fatal en sus formas agudas, afectando a animales de todas las edades. La PPC debe ser descartada ante cualquier caso que curse con cuadro hemorrágico o de sintomatología nerviosa. La mortalidad y morbilidad suelen ser muy elevadas, si bien también se han descrito cepas de menor virulencia que causan infecciones crónicas o leves, con importantes pérdidas de neonatos y alteraciones de la fertilidad.

Virus de la familia Flaviviridae, género Pestivirus

Enfermedad de declaración obligatoria (RD 526/2014), (ver infografía)

Hospedadores: Especie porcina

Período de incubación: 2-14 días

LNR:Laboratorio Central de Veterinaria de Algete.

Marco reglamentario

Real Decreto 1071/2002, de 18 de octubre, por el que se establecen las medidas mínimas de lucha contra la peste porcina clásica. 

 
Real Decreto 599/2011, de 29 de abril, por el que se establecen las bases del plan de vigilancia sanitaria del ganado porcino (actualmente modificado por el programa de vigilancia sanitaria porcina).


Orden APA/1095/2006, de 11 de abril, por la que se modifica el Real Decreto 1071/2002 por el que se establecen las medidas mínimas de lucha contra la peste porcina clásica, en lo relativo al baremo de indemnización.

Manual práctico de operaciones

Este manual práctico de operaciones en la lucha contra la Peste Porcina Clásica sirve como guía de trabajo a los Servicios Veterinarios Oficiales para poder ofrecer una respuesta rápida y eficaz en caso de sospecha y de confirmación de un foco de PPC, así como para luchar contra los vectores de enfermedad, y debe utilizarse junto con el Plan Coordinado Estatal de Alerta Sanitaria Veterinaria , así como con la normativa vigente en materia de Sanidad y Bienestar Animal en nuestro país.

Información epidemiológica sobre la situación de la enfermedad

En la actualidad, la mayoría de los Estados miembros de la UE son libres de la PPC. Sin embargo, desde el año 2005 la enfermedad se ha mantenido presente en determinados países del centro y este de Europa gracias al papel de reservorio que juegan los jabalíes, con el consiguiente riesgo que ello conlleva para las explotaciones de cerdos domésticos de esos países y del resto de la UE.
Durante el año 2015 se declararon focos principalmente en Rusia, Letonia, Eslovaquia y Ucrania, que afectaron principalmente a jabalíes, pero también a explotaciones de cerdos domésticos en Rusia. El último foco en cerdo doméstico dentro de la UE se detectó en junio del 2014 en Letonia.

En España la PPC fue una enfermedad endémica desde el año 1952 hasta su erradicación en 1986. Mediante la Decisión 89/420/CE se reconoció a España como oficialmente indemne de PPC a nivel comunitario. Con posterioridad se han producido dos brotes con carácter epizoótico uno en 1997-1998 y otro en 2001-2002, ambos solventados con éxito.

 
En la actualidad España está declarada como país libre de PPC a nivel internacional gracias a haber pasado con éxito el proceso de reconocimiento de estatus de libre establecido por la OIE para ciertas enfermedades. A continuación se incluye el dossier enviado a la OIE.

Programas nacionales de vigilancia

Programa nacional de vigilancia sanitaria porcina

Los objetivos del programa son determinar la situación sanitaria de la cabaña porcina nacional con respecto a la peste porcina africana, a la peste porcina clásica y a la enfermedad vesicular porcina y demostrar el estatus de libre según los criterios establecidos por la OIE,  sirviendo a su vez como instrumento que contribuye a la detección temprana de la enfermedad. El programa rebajó el número de muestras a recoger en relación a la PPC en 2014, dada la situación de estabilidad de los últimos años en toda Centro Europa.


Componentes del programa en relación a la vigilancia de la PPC:

  • Vigilancia Activa:  Vigilancia serológica de explotaciones (600 explotaciones / 11.400 sueros / año)
  •  Vigilancia Pasiva a través de la comunicación de cualquier síntoma compatible con la enfermedad a los SVO.

Programa nacional de vigilancia sanitaria porcina (2018)

Programa nacional de vigilancia sanitaria en jabalíes

Los jabalíes pueden actuar de reservorio de la PPC contribuyendo a su mantenimiento y difusión en las zonas afectadas, lo que puede conducir a situaciones de endemicidad que dificultan la erradicación de la enfermedad. De hecho, la lucha contra la PPC en los jabalíes es uno de los mayores retos a los que se enfrentan los países afectados, teniendo que poner en marcha medidas de control específicas en la fauna silvestre para conseguir la completa erradicación de la enfermedad.

Un programa de vigilancia de la PPC en jabalíes se hace necesario para demostrar la ausencia de enfermedad o infección y garantizar el mantenimiento del estatus sanitario de España como zona libre de la enfermedad. Por otro lado, contribuirá a la detección temprana en caso de presencia de la enfermedad en las poblaciones de suidos salvajes. Para la consecución de este último objetivo, la detección temprana, es fundamental que las personas relacionadas con los jabalíes como cazadores o agentes forestales comuniquen de forma inmediata a los Servicios Veterinarios de su CA cualquier síntoma compatible o mortalidad que detecten en el campo.

Programa nacional de vigilancia sanitaria en jabalíes (2018)

Resultados del último programa nacional de vigilancia de jabalíes disponible (2015)

 

Peste Porcina Clásica en otros medios