Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Varroosis

Ficha de la enfermedad

La varroosis, en la actualidad, es la enfermedad de distribución mundial que más daños ocasiona a la apicultura. Se trata de una acariosis externa causada por el ácaro Varroa destructor que afecta tanto a la cría como a las abejas adultas. Los daños que produce no sólo devienen de su acción expoliadora, sino también porque favorece la aparición generalizada de infecciones víricas y bacterianas, tanto en la cría como en las abejas adultas.

En España y resto de la Unión Europea, tiene un carácter endémico, siendo la única enfermedad apícola que obliga a un tratamiento sistemático de las colonias de abejas para mantener las tasas de parasitación por debajo de umbrales dañinos.

Ácaro Varroa destructor (clase: arácnidos, orden: ácaro)

Varroa destructor es un ácaro estrechamente relacionado con las arañas y garrapatas, que vive como parásito externo en las abejas alimentándose de su hemolinfa.

La hembra de Varroa se diferencia fácilmente de un macho y es reconocible por su cuerpo aplastado color marrón rojizo, su forma ovalada (1,6 x 1,1 mm) y 4 pares de patas. La hembra inmadura y el macho de Varroa sólo pueden existir en las celdillas de cría, son más pequeños y de color nacarado.

El ciclo completo del ácaro ocurre dentro de las colmenas e implica su alimentación tanto de las abejas adultas (fase forética) como de la cría (fase reproductiva). La fase reproductiva comienza cuando, una o más hembras adultas grávidas, se introducen en una celda de cría con larva justo antes de ser operculada, donde Varroa tiene una mayor preferencia por las celdillas de cría de zángano. Allí se quedan debajo del alimento larval hasta que la celdilla es sellada. En un periodo de 60 horas después del proceso de operculado de la celda, el ácaro deposita su primer huevo, del que sale un macho, a partir de entonces pondrá un huevo cada 30 horas de los que nacerán sólo hembras. La larva de Varroa resultante comienza a desarrollarse pasando por los estadios de protoninfa, deutoninfa y finalmente a adulto. Una vez alcanzado el estado de adulto, el macho y las hembras se aparean dentro de las celdillas.

Las hembras maduras y grávidas (gestantes) abandonan la celdilla con la abeja que se está desarrollando para colonizar nuevas celdas, en lo que se denomina fase forética. En ciclos sucesivos la Varroa puede sobrevivir y mantenerse varios meses en la colonia. La esperanza de vida de un ácaro de Varroa puede variar desde 25 días (en presencia de cría) hasta un máximo de 5 meses (en ausencia de cría).

Durante todo el ciclo las hembras adultas succionan gran cantidad de hemolinfa tanto de las abejas adultas como de las larvas, produciendo daños tanto en la cría como en las abejas adultas pudiendo llevar al colapso de la colonia y ser transmisora o predisponer al padecimiento de tanto enfermedades víricas como bacterianas derivadas de la inmunodepresión que produce sobre las abejas.

El ácaro Varroa puede estar presente en una colonia de abejas sin producir efectos notables, pero puede causar un repentino colapso, especialmente a finales del verano y otoño. Sobre la colonia, un número pequeño de ácaros no suele causar daños significativos, sin embargo a partir de ciertos niveles (más de 3 o 5 ácaros por cada 100 abejas) puede ser dañino para su supervivencia.

Enfermedad de declaración obligatoria según el RD 526/2014

Hospedadores: Afecta al género Apis.


LNR:Laboratorio Central de Veterinaria de Algete.


 

Marco reglamentario

Sanitario:

Real Decreto 608/2006, de 19 de mayo, por el que se establece y regula un Programa nacional de lucha y control de las enfermedades de las abejas de la miel.

Real Decreto 209/2002, de 22 de febrero, por el que se establecen normas de ordenación de las explotaciones apícolas. 

Información epidemiológica sobre la situación de la enfermedad

El ácaro Varroa destructor está naturalmente distribuido a nivel mundial. En el año 2016 llegó a Australia, único continente que hasta ese momento era libre de esta enfermedad.

En España, desde su introducción en el año 1985 la expansión de la varroosis fue muy rápida originando graves pérdidas económicas y la práctica totalidad de las colonias silvestres, por lo que en la actualidad la supervivencia de las colonias de Apis mellifera recae en la mano de los apicultores. Así, en la actualidad tiene un carácter endémico, tanto en España como en la Unión Europa.

La situación sanitaria actualizada a nivel mundial puede consultarse en esta página web de la OIE

En su control, la estrategia de lucha tradicional frente a Varroa destructor no puede limitarse exclusivamente a la aplicación de los tratamientos con medicamentos, sino que exige además un adecuado manejo de las colonias en el marco de una estrategia integral de lucha frente a Varroa. El MAPAMA, en colaboración con el sector y con las comunidades autónomas, ha elaborado un documento práctico sobre esta enfermedad y los métodos sostenibles para su control, recalcando la importancia del uso responsable de los medicamentos veterinarios contra la Varroa con el fin de optimizar sus efectos y proteger la salud de las colonias de abejas.

Del mismo modo, se anima al apicultor en la aplicación de una lucha integrada contra la varroosis, cuyo propósito es mantener la infestación por debajo de niveles que produzcan daños y minimizar el uso de acaricidas.

Guía técnica para la lucha y control de la varroosis y uso responsable de medicamentos veterinarios contra la varroa.

Programa nacional de vigilancia sobre las pérdidas de las colonias de abejas

España ha desarrollado un Programa de vigilancia sobre las pérdidas de colonias de abejas desde el año 2012, año en el que la Comisión publicó la Decisión de Ejecución relativa a una ayuda financiera para subvencionar estudios voluntarios de vigilancia de las desapariciones de colonias de abejas durante el periodo 2012-13 y 2013-2014, siendo el primer programa de vigilancia europeo armonizado (EPILOBEE) bajo la coordinación del Laboratorio de Referencia de la Unión Europea para la Salud de las Abejas Sophia Antipolis-ANSES (Francia).

Una vez finalizado EPILOBEE, España decidió prorrogarlo, de forma voluntaria, al margen de la cofinanciación europea con la participación voluntaria de las CCAA con el fin de poder dilucidar la tendencia de la evolución de las mortalidades de las colonias de abejas y la prevalencia de las principales enfermedades que afectan a la salud de las abejas (entre las que se recoge Varroa destructor) durante un periodo más extenso.

Otras enfermedades investigadas en el Programa de vigilancia sobre las pérdidas de colonias de abejas.

Varroosis en otros medios

En la OIE:

Varroosis en el EU-RL Beehealth