Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Sala de prensa

Con motivo del Día Forestal Mundial

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente dona al Ayuntamiento de Madrid 50 olmos resistentes a la grafiosis para su plantación en la Casa de Campo

Logo Nota de prensa

17/03/2017

Estos olmos proceden del Programa Nacional de conservación y mejora de los recursos genéticos de los olmos ibéricos, que inició en 1986 el Ministerio, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid

El Programa Español se sitúa como pionero en la conservación y mejora de los olmos a nivel internacional y es la primera vez que se obtienen en Europa ejemplares autóctonos de Ulmus minor resistentes a la grafiosis

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal, ha donado al Ayuntamiento de Madrid cincuenta olmos resistentes a la grafiosis, para su plantación en la Casa de Campo, en el marco del Día Forestal Mundial. Una donación con la que se quiere iniciar la recuperación de la especie en este espacio, así como en otras zonas verdes de la ciudad de Madrid en el futuro.

Estos olmos proceden del Programa Nacional de conservación y mejora de los recursos genéticos de los olmos ibéricos, que inició en 1986 el Ministerio, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, como respuesta a la mortalidad generalizada de las olmedas españolas.

Uno de los objetivos de este programa es la conservación de recursos genéticos, con la preservación del mayor número de genotipos posibles, recolectado olmos supervivientes o que habían escapado a la grafiosis para generar colecciones. Así, están representados unos 500 genotipos de olmo común, que proceden de toda la geografía peninsular y de las Islas Baleares.

También tiene como finalidad la obtención de individuos resistentes a la enfermedad utilizando técnicas de mejora genética forestal. Para ello se evalúa la tolerancia a la enfermedad a través de ensayos de inoculación sobre los candidatos. Los genotipos que muestran tolerancia se seleccionan, pudiéndose hacer cruzamientos controlados para potenciar esa característica en nuevas generaciones.

Como resultado se cuenta actualmente con 7 clones ibéricos cuyas réplicas pueden ser destinadas a la recuperación de las olmedas naturales y para su uso ornamental.

Tras más 30 años de actividad continuada, el Programa Español se sitúa como pionero en la conservación y mejora de los olmos a nivel internacional. Los resultados obtenidos han permitido sentar las bases necesarias de conocimiento para el éxito de un programa de conservación y mejora genética. Se trata de la primera vez en Europa que se obtienen ejemplares autóctonos de Ulmus minor resistentes a la grafiosis.

“OLMOS VIVOS”

El olmo común (Ulmus minor) era una de las especies más utilizadas en paseos, parques y plazas para aliviar los rigores del estío, a la vez que cumplía una importante función ecológica en vegas y riberas de nuestro país. Hasta la llegada de la grafiosis agresiva en la década de 1980, que acabó con la gran mayoría de las olmedas en Europa y Norteamérica, la Casa de Campo contaba con un amplio número de olmos que adornaban y daban sombra a los paseos de sus visitantes, pero tras el efecto de esta grave enfermedad estos árboles se vieron diezmados.

En los últimos dos años se han iniciado las primeras plantaciones con estos ejemplares en numerosos lugares de toda España, entre las que destaca esta importante actuación en la Casa de Campo, así como las ejecutadas en otros territorios de la Comunidad de Madrid en el marco del Proyecto LIFE+ “Olmos vivos” (www.olmosvivos.es).

Logo Pie Nota de prensa