Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Red de Parques Nacionales

Cabañeros: Área de Influencia Socioeconómica

  • Pueblo de Retuerta del Bullaque - Parque Nacional Cabañeros

    Convocatorias de Ayudas en las A.I.S. de los Parques Nacionales

  • Visitante mirando con prismáticos desde u n vehículo todo terreno

    Servicios en las inmediaciones del parque nacional

imagen

Municipios del AIS del Parque Nacional/webs oficialesSuperficie total (ha)Superficie en el P.N. (ha)Sup. en P.N. (%)Población total 2014

Alcoba

30.710

15.532,1

38 %

639

Horcajo de Los Montes

20.844

6.137,5

15 %

961

Navas de Estena

14.654

9.752,1

23,9 %

328

Retuerta del Bullaque

65.391

3.725,8

9,1%

1.036

Hontanar

15.177

3.060,3

7,5%

164

Navalucillos, Los

35.594

2.648,4

6,5 %

2.426

TOTAL

182.370

40.856,2

 

5.554

El área de influencia socioeconómica del Parque Nacional de Cabañeros la conforman aquellos municipios con superficie dentro de los límites del parque, tal y como refleja la Ley de declaración de dicho espacio protegido.

Aunque a comarca Montes de Toledo es más amplia, el área de influencia socioeconómica del Parque Nacional de Cabañeros la forman 6 municipios: Alcoba (pedanía Santa Quiteria), Hontanar, Horcajo de los Montes, Los Navalucillos (pedanías Robledo del Buey, Los Alares y Valdeazores), Navas de Estena y Retuerta del Bullaque (pedanías Pueblonuevo del Bullaque y El Molinillo). Un total de 12 núcleos urbanos, ninguno de ellos dentro de los límites del Parque Nacional.

ALCOBA

Fundada en 1.576 , cuenta con la iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Consolación del siglo XVI, en la que destaca un retablo del mismo siglo. Tiene un Museo Etnográfico con aperos y utensilios usados en la labranza, así como otros elementos de uso tradicional. En lugar cercano al municipio, encontramos una bonita laguna endorréica donde nidifican varias especies de aves acuáticas, y en invierno un lugar de reposo para las grullas.

SANTA QUITERIA

Se sitúa junto al arroyo de los Pescados, afluente del río Alcobilla. Es pedanía de Alcoba, se estableció en la década de los años cuarenta un poblado de colonización. En sus alrededores encontramos la ermita de Santa Quiteria, que da nombre a la población, y nos indica la existencia de cierta actividad humana al menos desde el s. XVIII. Desde este municipio tenemos unas esplendidas vistas de la raña del Parque Nacional. Es muy popular el Mesto, un árbol de gran talla (18 m.) hibrido de la encina y el alcornoque, que crece aislado en una zona destinada al cultivo de cereal. Se le atribuyen propiedades curativas.

HONTANAR

Hontanar significa manantial, fuente. Se dice al efecto, en una relación del siglo XVI, que se llamaba así porque había cuatro fuentes. Aunque no se conoce la fecha exacta de la fundación del lugar, debió realizarse seguramente después de 1.243. Rodeado de montañas, su pico más alto es el denominado Corral de Cantos, con 1419 metros de altura. Su iglesia parroquial está dedicada a la advocación de San Andrés. Muy cerca de este municipio, podemos realizar un recorrido entre robles, donde podremos contemplar bonitos saltos de agua, en la denominada ruta de los Porches.

HORCAJO DE LOS MONTES

Su historia y su situación geográfica le encuadran, sin lugar a dudas, en lo más profundo de la comarca natural “Los Montes de Toledo”. Su iglesia parroquial de San Antonio Abad cuya construcción podría datarse entorno a los siglos XIV-XV, posee en sus contrafuertes semicirculares elementos arquitectónicos árabes. El Museo Etnográfico nos sorprenderá por su gran variedad de elementos etnográficos, el propio edificio y las instalaciones interiores nos transportan a otra época. Encontraremos numerosos útiles y aperos de labranza, así como una antigua prensa para la obtención de miel. El nuevo Centro de Visitantes está situado en el entorno de la Sierra de Castellar de los Bueyes. Muy cerca, en el mismo límite del Parque Nacional, podemos admirar un salto de agua denominado “La Chorrera”, y en dirección a Anchuras la Laguna de la Raña y antes de cruzar el puente del río Estena, el Pilón.

LOS NAVALUCILLOS

Este municipio se encuentra situado en el piedemonte del Macizo del Rocigalgo. El término navalucillos viene a significar llano o prado de los sepulcros. Se refiere a los que en la roca se excavaron, de tipo ligeramente antropomorfo. Hay restos arqueológicos visigodos en algunos enterramientos. En el año 1.835 quedó constituido, administrativamente, en municipio por la unión de los lugares de Navalucillos de Toledo y Navalucillos de Talavera. La iglesia de S. Sebastián de técnica mudéjar de finales del s. XVI, contiene un maravilloso retablo barroco de la escuela de Churriguera. Dentro de su municipio se encuentran las pedanías de Robledo del Buey, Los Alares y Valdeazores.

NAVAS DE ESTENA

Este municipio está situado entre pequeñas lomas y vaguadas (navas) modeladas sobre las fosilíferas pizarras del ordovícico medio (Paleozoico inferior). Merece señalar la iglesia parroquial dedicada a Nuestra Señora de la Antigua, de gran fama en toda la comarca, así como, su ermita con una situación estratégica que nos permite contemplar el maravilloso paisaje del río Estena, encajándose en uno de los estrechos fluviales más espectaculares de la zona: el Boquerón del Estena. Por un camino señalizado podemos acceder a la ruta del Acebo, muy próxima al Boquerón del Estena, que nos conducirá río arriba hasta un puente.

RETUERTA DEL BULLAQUE

Este municipio se encuentra situado a 732 m. de altura en la cuenca sinclinal del alto Bullaque, el río enmarca, por el Sur, esta población, trazando un giro brusco, de donde debe haber tomado el nombre.

Su iglesia parroquial es del siglo XVII, está dedicada a la advocación de San Bartolomé. En su término municipal destaca el Castillo de Prim, una casa-palacio construida por el General Prim de estilo historicista, y la Torre de Abraham, cerca del embalse del mismo nombre. Muy cerca del municipio, en dirección hacia Horcajo, encontramos el área Recreativa “El Chorrillo”, un lugar idóneo para descansar y disfrutar bajo la sombra de los castaños. A este municipio pertenecen las pedanías de Pueblonuevo del Bullaque y El Molinillo.

PUEBLONUEVO DEL BULLAQUE

Muy recientemente ha cambiado su denominación, ya que anteriormente era conocido como El Bullaque. Situado en las puertas del Parque Nacional de Cabañeros, donde se encuentra en estos momentos el Centro Administrativo del mismo, es el típico poblado de colonización y fue creado dentro del Plan de Actuaciones del antiguo Instituto Nacional de Colonización. Levantado y diseñado por el conocido arquitecto Roldán. La ruta que sale de la primera curva, según vamos al Centro de Visitantes “Casa Palillos”, nos conduce por un camino hasta el Río Bullaque, donde podremos observar los tapices que forman los nenúfares sobre el río.

ASPECTOS SOCIOECONÓMICOS

La agricultura y la ganadería han sido el sector económico más importante de los municipios que conforman el entorno del Parque. La agricultura cerealista es cada vez menos importante, aunque en algunos lugares concretos aún existe este tipo de cultivo. Más abundante en ciertas localidades es el olivar y la vid, dando resultados optimos en calidad de los productos derivados. Por otra parte, la ganadería (cabras, ovejas y vacuno) sigue siendo un recurso económico importante en la zona. Sigue existiendo la tradicional matanza del cerdo, donde colaboran familiares y vecinos en la elaboración de los diferentes productos derivados, creando un ambiente festivo entorno a la misma. Antiguamente para eliminar el pelo y las impurezas de la piel, una vez sacrificado, era quemado por su parte exterior con aulaga u otro material vegetal abundante en el entorno.

PATRIMONIO HISTÓRICO-ARTÍSTICO

Para visitar estos municipios hay que pasear por sus calles, donde encontraremos rincones que conservan el sabor nostálgico de otra época, así como, su patrimonio histórico- artístico, que aunque en muchos casos no son comparables a otros monumentos conocidos, conservan un encanto especial por su rusticidad y el empleo en su construcción de materiales de su entorno. No obstante hay municipios, como Los Navalucillos, que tienen en su iglesia parroquial un retablo barroco digno de mención. Otros en su estructura exterior conservan el estilo Mozárabe, como es el caso de Horcajo de los Montes, pero no podemos dejar de visitar el resto de los municipios, pues todas sus iglesias y ermitas tienen elementos construcitvos interesantes. Los tapiales realizados con argamasa son frecuentes en numerosos municipios, otros en cambio han utilizado la cuarcita como elemento constructivo, y en los lugares donde aflora la pizarra, se empleó para cubrir y guarnecer de los elementos atmosféricos cobertizos pastoriles y otras construcciones secundarias. La vivienda tradicional, era básicamente funcional, construida con adobe o tapial. La entrada principal lleva a un pequeño patio cubierto que comunica con las habitaciones y la parte superior. El patio se empedraba sobre la misma tierra, y en algunos casos se adornaba con figuras geométricas, manteniendo en verano, mediante riego, la casa fresca. La parte superior se dedicaba para almacenar grano, miel y martanza, y es denominada troje o cámara, siendo de forma abuhardillada, con techumbre interior realizada con materiales de la zona, como madroño, brezo o jara. Al lado de la vivienda se encuentra el pajar y la cuadra para los animales. Hasta hace poco tiempo existía en Horcajo un telar, realizado con madera rústica, sin ningún refinamiento, pero que ha realizado tapices para el Teatro Real de Madrid. Otras construcciones dignas de mencionar eran las fraguas, con sus fuelles de tamaño gigantesco, así como las cabañas y refugios de pastores.

GASTRONOMÍA

Son muchos los recursos naturales de esta comarca, aunque hay que destacar los productos derivados del cerdo, como el jamón, el lomo, el chorizo y la morcilla. También debemos probar los diversos platos que se cocinan con carne de caza, ya sea en salsa, a la plancha, etc. Otro recurso natural que ha sido y sigue siendo importante, es la miel y sus productos derivados. Las hay de brezo, madroño, etc. Son digno de reseñaros los ricos platos cocinados con oveja y cabrito, y sus productos derivados, como el queso. Y para terminar, un producto refrescante típico de la comarca, el ajo blanco.