Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Archipiélago de Cabrera: Itinerario "Monumento a los franceses y Celler"

  • Na Foradada desde Na Pobra. J.C.Molina, J.L.Perea

Imagen de la ruta Monumento a los franceses y Celler

Recorrido: El itinerario comienza en la playa des Pagès y se adentra hacia el interior de la isla entre antiguos campos de cultivo que hoy recuperan su vegetación original. Antes de llegar al edificio de es Celler, el camino se desvía a la derecha y se interna en un bosquete de pinos, en donde se halla situado el monolito. El itinerario sigue hasta es Celler y de aquí regresa por el mismo camino hasta la playa.

Duración: Una hora.

Geología: El valle por donde discurre el camino es el más importante de Cabrera por su tamaño y por la mayor fertilidad de su tierra. Las tierras se han formado por erosión de materiales procedentes de las colinas circundantes. En esta zona hay una fuente natural y un pozo que descargan el agua que recoge la cuenca.

Flora: Toda la zona antiguamente cultivada está repoblándose de matas y sabinas. El pinar también está en fase de recuperación, ya que empezó a crecer a partir de los años cincuenta, cuando se suprimieron totalmente las cabras de la isla.

Fauna: Se pueden observar pequeños fringílidos como el verderón y el jilguero. Como invernantes se ven túrdidos de diferentes especies, el colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) y el petirrojo ( Erithacus rubecula) entre otros. Entre las aves migradoras son especialmente abundantes las currucas (Sylvia spp.), el colirrojo real ( Phoenicurus phoenicurus), el papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca ), la oropéndola (Oriolus oriolus) y el mosquitero musical ( Phylloscopus trochilus).

Historia: El Monumento a los prisioneros de las guerras napoleónicas que murieron en Cabrera fue erigido por el Príncipe de Joinville en 1847. La mayor parte de los prisioneros habitaron el valle del puerto, y muchos de ellos fueron enterrados en esta zona. Es Celler fue construido por la familia Feliu en la época en que era propietaria de Cabrera (1890-1915). Actualmente alberga una exposición de carácter histórico y etnográfico sobre el hombre y la naturaleza en el archipiélago.

Observaciones: sólo se autoriza a hacer el itinerario acompañados por un guía, debiendo dirigirse para ello a la oficina de información del puerto.