Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Red de Parques Nacionales

Islas Atlánticas de Galicia: Usos compatibles

  • Archipiélago de Cíes. J.M.Reyero

imagen

El Parque Nacional trabaja en la regulación de los usos que se llevan a cabo en su territorio, con el objetivo de que estos usos se desarrollen sin afectar negativamente a los ecosistemas. Las principales actividades llevadas a cabo son el turismo y la pesca, estando ambas controladas y reguladas por el Parque Nacional o por la normativa subsidiaria que está vigente, para garantizar su sostenibilidad.

Actividades pesqueras y marisqueras

imagen

La pesca y el marisqueo son actividades tradicionales en toda la costa gallega, debido a la extraordinaria riqueza del medio marino, que sustenta poblaciones de muchas especies muy apreciadas para su consumo, especialmente el marisco. En los archipiélagos del Parque Nacional se ejercen estas actividades, que están controladas y sometidas a una serie de limitaciones. Así, solo se permite la pesca y el marisqueo artesanal tradicional de caracter profesional, cualquier otro tipo de pesca está prohibido (incluido la deportiva). La finalidad de estas regulacines es conseguir una actividad pesquera que no ponga en peligro las especies, comunidades, ecosistemas y paisajes del Parque, es decir, conseguir una pesca sostenible.

Actividades turísticas y recreativas

El turismo es una actividad importante en algunas de las islas del Parque Nacional. En los últimos años las Islas Cíes han recibido aproximadamente unos 145.000 visitantes anuales y Ons unos 65.000, ya que en ambas existe un servicio regular de transporte de pasajeros para visitarlas en Semana Santa, fines de semana de mayo y período estival. Existen cupos de visita para evitar que se produzca una masificación excesiva que ocasione un deterioro de los ecosistemas. Hay determinadas zonas en las que, por razones de seguridad del visitante, por su fragilidad, o por el elevado valor ecológico que representan, el acceso no está permitido. Es el caso, por ejemplo, de las zonas de cría de gaviotas y cormoranes.

Las actividades de buceo, navegación y fondeo en las aguas del Parque Nacional está reguladas mediante autorizaciones, en cumplimiento de la normativa vigente y con el objetivo de que se realizan de un modo sostenible.

Se están realizando esfuerzos para promover un turismo comprometido con el medio ambiente y con el conocimiento de los valores naturales del Parque Nacional. El programa de educación ambiental con escolares, la oferta de itinerarios guiados y la elaboración de material divulgativo son algunas de las acciones que se están realizando para conseguir un uso público compatible con la conservación. Actividades como el senderismo y la observación de fauna y flora permiten al visitante combinar el disfrute con la interpretación de la naturaleza.

Texto por defecto