Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Red de Parques Nacionales

Sierra Nevada: Conservación de la biodiversidad

  • El Mulhacén y la Alcazaba nevados [G. Montañés / Fototeca CENEAM]

Recuperación de áreas con flora amenazada de Sierra Nevada.

Sierra Nevada constituye un refugio excepcional para la flora y la biodiversidad en el continente europeo, debido a sus condiciones históricas (su localización biogeográfica estratégica, en el oeste de la región Mediterránea), a su aislamiento geográfico, a la brusquedad de gradientes ecológicos (con su enorme rango altitudinal) y a la diversidad de nichos ecológicos. Presenta 2.100 especies vegetales catalogadas, 116 de las cuales se encuentran amenazadas.

El programa de recuperación de áreas con flora amenazada, enmarcado en un proyecto Life de la Unión Europea, tiene como objetivos principales la disminución de los factores de riesgo para las poblaciones que se encuentran más amenazadas y el aumento de efectivos naturales mediante la restauración y conservación de sus hábitats naturales.

Para ello, se establecen una serie de estrategias de conservación in situ mediante la aplicación de planes de gestión para llevar un control de las causas de vulnerabilidad (sobrepastoreo, coleccionismo, modificaciones del régimen hídrico, estación de esquí e infraestructuras viarias, deforestaciones, plantaciones de especies alóctonas y turismo) y mediante reintroducciones.

Otras son estrategias ex situ, entre las que destacamos la conservación de semillas en el Banco de Germoplasma de Sierra Nevada y la creación del vivero de especies amenazadas, donde se reproducen y se exponen al público las especies nevadenses más amenazadas, muchos de cuyos hábitats son tan frágiles que no podrían soportar la presión de los visitantes.