Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

Respuesta internacional

La adaptación al cambio climático es una prioridad en las principales agendas políticas internacionales y, en estos momentos, existe una corriente internacional muy fuerte de desarrollo de numerosas las iniciativas relativas a adaptación.

Entre ellas hay que destacar las actividades e iniciativas que se negocian y se desarrollan en la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), con el objetivo de acordar un marco cooperativo internacional que permita hacer frente a todos los países a los riesgos que plantea el cambio climático para el medio ambiente y las personas, y catalice la acción cooperativa, sobre todo con los países menos desarrollados y más vulnerables del planeta.

El Marco de Adaptación de Cancún, aprobado en esa ciudad de México en 2010, define los objetivos y acciones para cumplirlos, que incluyen entre otras, un Comité de Adaptación, un programa para ayudar  a que los Países Menos Desarrollados y en desarrollo elaboren sus Planes Nacionales de Adaptación,, un Programa de Trabajo sobre Perdidas y Daños asociados a los impactos del cambio climático en los países en desarrollo particularmente vulnerables, y un mecanismo de financiación. Otros programas de adaptación de la CMNUCC anteriores a este Marco, como el Programa de Trabajo de Nairobi sobre impactos, vulnerabilidad y adaptación al cambio climático, proporcionan abundante información de carácter científico, técnico y socioeconómico a los países a través de talleres y documentos. 

Más recientemente, en 2013 se creó el Mecanismo Internacional de Varsovia de Pérdidas y Daños que constituye el principal vehículo dentro de la Convención para promover la implementación de enfoques para hacer frente a las pérdidas y daños asociados a los impactos del Cambio Climático de una forma integrada y coherente

 

Partenariado de Adaptación

Además, España ha sido impulsora, junto con EEUU y Costa Rica, de un Partenariado de Adaptación, iniciativa para catalizar el diálogo y la acción internacional sobre adaptación al cambio climático, abierta a la participación de todos los países.

En el contexto de la Unión Europea, la Comisión Europea, consciente de la necesidad de garantizar la sostenibilidad de las políticas que desarrolla y de promover la cooperación entre sus estados miembros en esta materia, adoptó en el año 2009 el Libro Blanco sobre la Adaptación al Cambio Climático, que establecía un marco estratégico para reducir la vulnerabilidad de la UE a los impactos del cambio climático. El Libro Blanco marcaba las líneas a seguir para el desarrollo de cuatro pilares básicos: (1) Desarrollo de conocimiento, (2) Integración de la adaptación en las políticas europeas, (3) Instrumentos / financiación y (4) Cooperación Internacional.

Posteriormente, en abril de 2013 se aprobó la Estrategia Europea de Adaptación que constituye el marco europeo en materia de adaptación al cambio climático. Consta de tres objetivos materializados en 8 acciones, que pretenden promover el establecimiento de estrategias de adaptación en los países miembros, la mejora de la toma de decisiones en esta materia y el fomento de la adaptación en los sectores más vulnerables.

RIOCC

La región iberoamericana constituye un ámbito de trabajo tradicional de España en materia de cooperación internacional, donde la adaptación debe ser necesariamente considerada para asegurar el apoyo a un desarrollo sostenible. Con este criterio, en el marco de la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (RIOCC) se está desarrollando el Programa Iberoamericano de Adaptación al Cambio Climático (PIACC).