Camino Natural de Itálica

Camino Natural de Itálica

    Una ruta sembrada de ruinas y tesoros

    La antigua línea de tren que unía Aznalcóllar con San Juan de Aznalfarache, el trazado ferroviario más oriental de todos los que se construyeron en la Faja Pirítica del suroeste ibérico, tuvo como función principal el transporte de minerales desde las minas de la zona hasta el muelle de “Los Gordales”, en el río Guadalquivir, pasando por la localidad de Santiponce, donde se encuentran los restos de la ciudad romana de Itálica, que da nombre a este Camino Natural.

    Perfil MIDE del CN de Itálica

    En la actualidad poco queda del trazado original de esta vía, salvo el que une Sevilla y Santiponce, acondicionado para la Exposición Universal del 92, y un segundo tramo, desde Santiponce a Salteras, rehabilitado en el año 2006.

    Panorámica del puente sobre río Guadiana

    La ruta de este Camino Natural comienza en la Isla de la Cartuja (Sevilla), en la avenida Carlos III, junto a la Torre de Triana.

    Tras cruzar una desviación del cauce del Guadalquivir por un puente, continúa por la Vega de Triana, donde temporalmente hay una escombrera. Poco después se llega al municipio de Camas, donde la ruta discurre por la avenida de Clara Campoamor hasta la rotonda que cruza con la calle del Poeta Muñoz San Román, punto en el que finaliza el trazado acondicionado de este Camino.

    No obstante se puede continuar viaje, pasando por los municipios de Santiponce y Valencina de la Concepción, hasta Salteras, y allí conectar con la Ruta del Agua que conduce de regreso a Camas.

    Conviene saber que la ciudad de Sevilla dispone de carriles bici, y una red pública de alquiler de bicicletas, que facilita la visita turística de la ciudad con este medio de transporte.

    Información adicional de la ruta

    El Tesoro del Carambolo

    Aunque las primeras referencias históricas del municipio de Camas datan de 1258, los restos arqueológicos localizados en los alrededores indican la existencia de asentamientos humanos en la zona, previos a esa fecha.

    Uno de los hallazgos de mayor valor es el conocido como Tesoro del Carambolo, formado por 21 piezas de origen tartésico, de oro profusamente decorado de 24 quilates, con un peso total de 2.950 gramos, que se encontraron casualmente el 30 de septiembre de 1958 durante las obras de ampliación de una terraza en las instalaciones de la Real Sociedad de Tiro de Pichón de Sevilla.

    Réplicas de los brazaletes, collares y pectorales que componen este legado se exponen actualmente en el Museo Arqueológico de Sevilla.

    Itálica: La primera ciudad romana en Hispania

    En el municipio de Santiponce se encuentran las ruinas de Itálica, considerada la primera ciudad romana edificada fuera de Italia. Esta urbe alcanzó su máximo esplendor bajo los reinados de Trajano y de Adriano, emperadores que nacieron en ella.

    Entre los restos arqueológicos que todavía se conservan, merecen visitarse el anfiteatro y el teatro, el templo de Trajano, las termas y algunas viviendas, como las denominadas Casa de la Exedra, la del Planetario y la Casa de los Pájaros.

    Enlaces de interés

No existen resultados con los criterios de búsqueda